20 mayo 2014

Vivo y coleando

Tres meses después.

Durante 3 meses he reflexionado sobre el contenido del informe Navarro.
Como afirmado hace ya casi 4 meses, este informe tiene muchas deficiencias, extraños a prioris, hiatos y la omnipresencia de múltiples metales modernos no es interpretado más allá de que son anomalías de inscripciones modernas. El autor trata los grabados como que han ido desde la tierra directamente a su laboratorio, en vez de preguntarse sobre que tratamiento han recibido desde su limpieza hasta 7 a 8 años más tarde ser objeto de su investigación.

Pero me quedé al mismo tiempo con la sensación que podría haber argumentos en el informe que apuntan a una falsificación. El informe tiene mucho material gráfico y información química.
¿Que historia nos cuentan las imágenes microscópicas independiente de lo que Navarro ve en ellos?

Desde el escepticismo inicial he evolucionado hasta la convicción de que los grabados son verdaderos, es decir antiguos. Lo demuestra, en mi opinión, el material gráfico del informe. En su debido momento explicaré mis argumentos.

Tenía clarísimo que no iba defender estos hallazgos si pensaba que eran falsos, de igual manera confirmo que, en mi opinión y después de analizar profundamente el informe de Navarro, estoy convencido de la antigüedad de los grabados. Nunca antes me he atrevido a confirmarla, defendía la necesidad de investigarlos grabados con la mente abierta.
Esto conlleva que a partir de ahora me puedo equivocar.

PARA SABER MÁS

El informe de Navarro (Instituto del Patrimonio Cultural de España)
Anomalias absurdas en el informe Navarro
Las trampas en el informe Navarro: pieza IR 13368
Las trampas en el informe Navarro: pieza IR 15910
Por qué discrepamos con las conclusiones del informe Navarro
Por qué discrepamos con las conclusiones del informe Navarro: el relato de la prensa 
SI/NO
SOS Iruña-Veleia
Iruña-Veleia, egia ala gezurra?