12 septiembre 2019

Un relato supuestamente más realista

"Eliseo Gil y su equipo consiguieron subvenciones millonarias tras la manipulación de 476 restos para hacer creer que eran un hallazgo de "trascendencia mundial"

Pedro Gorospe, el corresponsal de El País en Bilbao, en su subtítulo.

https://elpais.com/cultura/2019/09/11/actualidad/1568196658_612876.html

#veleia @pedrogorospe
"Eliseo Gil...consiguieron subvenciones millonarias tras la manipulación de 476 restos para hacer creer que eran un hallazgo de "trascendencia mundial"
Vaya, en 2001 una subvención de Euskotren y en 2006 los hallazgos
#veleia @pedrogorospe
Estás tratando personas en tus artículos no monstros
Lee
El País | Código ético


Hay dos sentencias de la Audiencia Provincial que afirman que la subvención por Euskotren es de 4 años antes de los hallazgos, y de que existe ninguna relación.


Siempre he creído que la verdad es algo precioso que hay que defender a capa y espada contra los interesados en alterarla. En este sentido intento hacer aquí de emergencia un relato veraz y escueto, un especie de sustituto por los horrorosos artículos que han aparecido en diversos medios de comunicación.

DESPUÉS DE CASI ONCE AÑOS EL CASO VELEIA TIENE PROGRAMADO SU JUICIO

El próximo 3 de febrero empezará el juicio del caso Veleia después números retrazos que han convertido el caso en uno de los más largas. El caso Veleia consiste de una supuesta falsificación de 473 piezas (sic) de época romana que podrían ser relevantes para la historia del euskera, el conocimiento de la evolución del latín y la representación temprana de Cristo en la cruz. Esto ocurrío supuestamente en las ruinas de la preciosa ciudad romana Iruña Veleia a unos 10 kms de Vitoria.

Los hallazgos sorprendieron tanto que generaren sospechas en números expertos en los diferentes campos. Una Comisión de expertos confirmó su falsedad a través de varios informes, aunque fueron posteriormente seriamente criticados por su oscurantismo, multiples errores, y el interés personal de algunos informadores. La Diputación Foral de Álava decidió llevar el asunto a los tribunales, algo que a su vez fue críticado por intentar solucionar una disputa científica por vía judicial.
En la querella se acusó al ex-Director E.G., uno de sus colaboradores O.E., y el supuesto físico nuclear R.C. de haber falsificado 473 piezas y haber fabricado informes para demostrar su autenticidad. Para ellos la Fiscalía pide condenas de...., la Diputación Foral de Álava pide una condena de...


En 2001 Lurmen SL obtuvo un contrato de 10 años, por un importe total de 3,7 millones de euros, repartido sobre 10 años, lo que hace ilógico un motivo para cometer fraude en 2005 y 2006 porque les esperaban 5 años más de subvención. También el carácter de la supuesta falsificación, altamente llamativa y provocador hace poco creíble una tal explicación.

A la hora de la presentación de los hallazgos en 2006, el ex-Director es acompañado por 3 de los futuros miembros de la Comisión que avalan en ambas ruedas de prensa el hallazgo.

Desde foros en internet, en muchas ocasiones de foreros anónimos, salieron dudas sobre la autenticidad, y la política responsable que por entonces no tenía ninguna experiencia política y era nueva en su partido, convocó una Comisión Científica Asesora para asesorar a ella, y al mismo tiempo ella presidía la Comisión. El puesto de Secretario era por el responsable de Patrimonio de su propia administración, y con miembros académicos exclusivamente de la misma facultad excepto un químico y un físico nuclear, pero si de la misma universidad. Uno de los miembros de la Comisión será a continuación el nuevo director del yacimiento de Veleia. La Comisión consulta a expertos externos que dependen de ellos para su información, éxcepto Isabel Velazquez que ha investigado las piezas autonomamente. Se concluyó durante la Comisión que no hicieron falta excavaciones de contraste.

A la hora de entregar los informes (en muchas ocasiones únicamente resumenes), y después de unas lecturas de resumenes de informes se terminó la Comisión sin debate y sin que había sido posible de leer los informes para replicarlos y indicar númerosos errores. El Secretario de la Comisión concluyó de los informes que por unanimidad científica los hallazgos son todos falsos. La Comisión críticó fuertemente el trabajo arqueológico de la empresa LURMEN S.L.

Al mundo político y al resto del mundo se ofrecieron unas explicaciones técnicas por parte de algunos miembros de la Comisión donde leyeron claramente Descartes. La intervención provocó una sorprendente ola de críticas de algunos Junteros. La prensa  habló de cola y Descartes.

Más de 20 científicos de los campos relevantes aportaron informes con opiones que contrastaron con los informes de la Comisión. De estos informes se puede concluir que la investigación llevado a cabo por la Comisión contiene muchos hiatos, y algunos informes defienden la autenticidad.

Se formuló una querella en marzo de 2009 contra los 3 acusados por parte de la Diputación en el momento que se estaba paralelamente negociando con la UPV para que Nuñez sería via via el próximo director. Algún profesor de la UPV se opuso a este nombramiento. La querella está basado en un informe grafológico no concluyente, y unos supuestos informes falsos que demostraban la autenticidad editado por el supuesto físico nuclear R.C., y una broma ocurrido al finales del verano de 2006 de la mano de O.E. Contra O.E. no se aportó ninguna prueba a parte de la broma que fue reconocido por él en el momento de los hechos. No es lógico que un compinche-falsificador provoca la sospecha sobre su persona haciendo 'bromas' paralelos y admitiendolas.

Paralelamente son archivados dos querellas por estafa por parte de los patrocinadores de LURMEN S.L., y la contabilidad de LURMEN y sus facturas son investigadas. Nada sospechoso es encontrado.
La supuesta autoría por parte del ex-Director es supuestamente confirmado por dos informes gráfologicos más que pretenden ser concluyentes, aunque el informe inicial afirmó que dados los materiales y el carácter rudimentario de los grabados no se grabaron suficientes detalles, algo que fue posteriormente confirmado con más detalles y explicaciones por la Jefa de Documentoscopia de la Ertzaintza

La Defensa pidió una investigación material de las piezas y cuando finalmente llegaron los resultados consistían de 4 informes: un informe de Navarro que concluye la falsedad de 35 de las 39 piezas, un informe de otros autores del mismo IPCE que aportan imágenes de fluorescencia, sin que sacan claras conclusiones, una ampliación del informe de Navarro donde se observa una cierta vacilación, y un informe de la Escuela de Restauración de Madrid que afirma que el registro no es suficiente para poder trazar con garantías las piezas desde su excavación, y que para avalar la autenticidad se necesita más investigaciones y se hace una propuesta para tal. En ningún momento el informe sugiere o afirma que las piezas son falsas.

El informe de la Ertzaintza aporta un escenario que es seguido por la Jueza de Instrucción y que es más o menos lo siguiente. Con el motivo de obtener lucro y fama el ex-Director conspira con O.E. y graban 473 piezas con todo tipo de falsedades, entre otros y explicitamente DESCARTES y un calvario con RIP. Para convertir lo increíble en creíble consultan al supuesto físico nuclear (cuyo nombre aparece en publicaciones del propio Servicio de Restauración y del Museo de Ciencias Naturales de la Diputación) quien les hace unos informes que son parcialmente pagado con dinero público, pero donde al final de la cuenta el dinero termina en la cuenta del falso físico nuclear, sin que existe ningún enriquecimiento del Director probado. El más importante plan para convertir la fama de los hallazgos en dinero es un mecanismo con un canon sobre la etiqueta de un vino de la Rioja llamado Domus Valentino que nunca se llevó a cabo.  Hay otros planes para hacer dinero a través de un documental sobre los hallazgos y algún plan de dibujos ánimados.
La Ertzaintza considera que la falsificación es suficientemente demostrada para acreditarla.

El informe de la Ertzaintza no aportó ninguna prueba sobre la autoría visto que la Jefa de Documentoscopia considera imposible utilizar la grafología en este caso por razones metodológicos, y reconece los problemas para identificar el falsificador.
La Fiscalía intenta en 2016 prolongar la fase de Instrucción con un año, probablemente por considera como pobres las evidencias, y la decisión de la Jueza de Instrucción de declarar la Complejidad de la Causa fue recurrido con éxito. La Defensa considera que las pruebas aportadas de la falsedad son inexistentes y recurre la decisión de abrir la Fase de Juicio Oral, solo con un éxito parcial.
Es sorprendente que los tramites han durado tanto tiempo cuando se dispone supuestamente de tantas pruebas muy contundentes desde el año 2015.
Esperaremos el desarrollo de los debates en el Juicio Oral para ver el valor de las pruebas acusatorias.