27 septiembre 2017

Si quieres que alguien parezca sospechoso es fácil lograrlo

3188 noches desde que una comisión científica en gran parte incompetente declaró a base de procedimientos completamente inaceptables falsos unos hallazgos extraños.
3064 noches desde que el ex-director fue falsamente acusado de ser el falsificador a base de pruebas grafólogicas inexistentes.

Todo empezó a partir de acoso desde internet después del anuncio de los hallazgos ante la prensa. Como en muchos casos de hallazgos especiales el día de la presentación todo el mundo peca de grandilocuencia, y los periódicos aportan sus granos. Luego viene la ardua tarea de encajar todo y de publicar y defenderlo entre los profesionales. Esta tarea se quedo en gran parte sin realizar, aunque se ha intentado de remediar con Ostracabase para que todo el mundo puede estudiar los hallazgos desde Vitoria hasta Ulan Bator donde cada pieza relevante tiene su propia ficha, imágenes disponibles, su origen, datación, y lectura (que puede variar en el tiempo). Más claridad y apertura uno no puedo proporcionar. Será bastante único que alguién imputado/investigado pone el objeto de su supuesto crimen en internet para que todo el mundo lo puede analizar.

El tenor de las acusaciones 'virtuales' contra LURMEN era que no publicaron los hallazgos y que los escondieron (ver también Rodríguez Temiño 2017). Como la verdad también en este asunto tiene sus derechos, se aportan unas citas del Informe Final de la Ertzaintza (2015), donde he borrado los nombres excepto de los funcionarios y el personal político:




 A requerimiento de Lurmen SL, a partir del martes 02 de mayo de 2006, y durante varios días consecutivos, el fotógrafo XXX, responsable de la empresa XXX, acudió al yacimiento para fotografiar los "grafitos excepcionales. El objetivo de Lurmen SL era tenerlos documentados gráficamente para su futura publicación y también de cara a su próxima presentación pública,
(...)
En el Expediente- Judicial no figuran informes de los científicos del CSIC, pero en su declaración administrativa YYY se refiere a esta visita de Eliseo GIL al CSIC de la siguiente forma: "después de  mi conversación con Eliseo GIL (en octubre de 2007) y antes de ser miembro de la Comisión (en enero de 2008), a través de mi colega el Catedrático de Griego de la Universidad Complutense XXX, tuve conocimiento de que Eliseo se presentó en el CSIC de Madrid a una reunión que, al parecer, tenia la intención última de proponer una publicación del material como anejo (monografía) de la revista Archivo Español de Arqueología. Según el profesor XXX, que casualmente se hallaba allí, los asistentes le escucharon cortésmente, sin pronunciarse sobre si los materiales que mostró eran buenos o no, pero lo cierto es que después los responsables del Archivo decidieron, sin siquiera someterlo a Consejo de Redacción, que aquello no se podía publicar".
 (...)
Además, en el 2007 también se registraron algunos acontecimientos de gran importancia para la investigación, como el abandono de los tres arqueólogos, el tercer informe de Rubén CERDÁN, la intención de Eliseo GIL de que la DFA financiase una publicación sobre los "grafitos excepcionales", y, sobre todo, las gestiones para la creación de una Comisión Cientifico-Asesora que estudiase los "grafitos excepcionales", todo lo cual se describe a continuación.
Según la declaración administrativa de Federico VERASTEGUI, en junio de 2006 "indiqué la conveniencia de hacer una publicación con fotografías de todas las piezas, corriendo la DFA con los gastos. Lurmen SL se iba a encargar de poner en marcha lo preciso para hacer la publicación". Para * ello, Lurmen SL contactó con AAA y responsable de la empresa AAA, quien comenzó a realizar un borrador del proyecto.

Según la declaración administrativa de Félix LÓPEZ, "a finales de mayo de 2007 el Sr. GIL nos expuso que estaba elaborando, junto con el Museo de Arqueología, una publicación con los grafitos excepcionales, diseñada por AAA, y proponía al Departamento su publicación inmediata, debido al interés científico que el tema estaba sucítando. (...) En septiembre de 2007, Amelia BALDEÓN volvió a plantear la necesidad urgente de que el Departamento de Cultura publicara esta monografía antes de finalizar el año".

Según la declaración administrativa de Agustín OTSOA ERIBÉKO, "(en septiembre de 2007) Elíseo vino a proponer la celebración de un congreso para presentar sus hallazgos, a presentar la publicación con los grafitos que tenía preparada. Su idea era que esa publicación, prácticamente acabada, se hiciera desde la DFA. Le contestamos que era un tema que había que estudiar despacio. En octubre acudí a las instalaciones del Museo de Arqueología y Amelia me comentó que faltaba la publicación y que había que sacarla. Le dije que ya se vería, ya que dadas las controversias habría que esperar".

(...) 
En su comparecencia ante las Juntas Generales de Álava del 14 de enero de 2 009, Elíseo GIL manifestó que "planteó un proyecto de publicación porque es el fin último de todo el proceso de investigación".
(...)

El día 20 de agosto [2007] acudió a verme [la Diputada Lorena López de Lacalle] Elíseo GIL. Trajo una maqueta de libro sobre los hallazgos que quería publicar. Me dijo que había venido el National Geographic y que teníamos que hacer un congreso para difundir los hallazgos, gue hacía pocos días había aparecido una pieza con el nombre de "Veleia". Tenía todo preparado para mandar el libro a la imprenta, sólo faltaba la autorización de la' DFA". Cuando la diputada le expresó sus dudas, le dijo que "el mundo académico estaba en su contra".


El 22 de agosto se reunió [López de Lacalle] con toda la plantilla del Museo de Arqueología. (...) "Amelia BALDEÓN le dije que había que publicar el libro con los hallazgos antes de diciembre de 2007, que estaba ya maquétado y listo para imprenta. Le dije que antes de eso había que despejar las dudas sobre la autenticidad y que la publicación se paraba. Amelia lo recibió muy mal".
El tenor general del informe del la Ertzaintza es acusatorio en cuanto a querer llevar a cabo una publicación, mientras que los acosadores de los foros justamente acusan de esconder los hallazgos y de eludir de publicarlos. De las citas queda claro que LURMEN tenía la intención clara de publicar los hallazgos, primero en una revista científica, y luego a través de un libro, y que ha sido justamente el Departamento de Cultura que propuso el formato, ... y que luego parró la iniciativa.

Es un claro ejemplo que nunca está bien, y que cualquier actividad humana puede ser objeto de acusaciones.

El tratamiento inhumano que está sufriendo Eliseo Gil, le están dando instituciones oficiales, en conveniencia con la UPV, que al final de la cuenta tenía tantas ganas de conseguir el yacimiento que dejó la ciencia atrás y propuso la ciencia trampa. Para mi es intolerable lo que mi amigo Eliseo sufre, me genera gran rebeldía, pero me da también la energía de poco a poco enumerar las injusticias y demostrar que los miembros de la Comisión pecan de narcisismo intelectual. Han opinado sin buscar la verdad. Y que los foreros-hienas no son nada más que acosadores virtuales.