15 diciembre 2015

Noticias desde Absurdistan: daños de destrucción de Patrimonio Cultural

Extracto del informe final de la Ertzaintza sobre Iruña Veleia
¿Eran los de LURMEN unos salvajes que pasaban sus días destrozando patrimonio cultural?

Otra grave acusación para un arqueólogo. ¿De qué se trata?

Primero una pequeña explicación.
Yacimientos de ciudades antiguas son en realidad una enorme escombrera de edificios caídos, saqueadas por su mármol, y millones de trocitos de vajilla rota, que pueden ser roto durante un derrumbe o simplemente utilizado como material de relleno por los habitantes de entonces.

Por lógica no todo este materia tiene valor alguna y únicamente una selección inteligente será
guardado y investigado. Qué se hace con estos escombros/basura arqueológica. Antes de todo. Se utilizaban para caminos (en Veleia para el parking antiguo como he podido observar, donde había literalmente miles de piezas de cerámica en el suelo). Hoy en día se almacena en lugares muy concretos para evitar contaminación arqueológica en futuras investigaciones.

En el Plan Director de Nuñez encontramos una referencia a tales 'lugares de acopio':

- Retirada de la tierra de labor y de restos de terreras de excavación en el
resto del sector.
La retirada se realizaría mediante retroexcavadora giratoria de entre 10 y 20
Tm, con cazo de limpieza (cazo de ancho superior a 1 m y no dentado), bajo estricto
control arqueológico por parte de 2 arqueólogos con amplia experiencia en este tipo
de trabajos.
En la zona se realizará un acopio temporal, ya que podrá ser reutilizado parcialmente

para volver a cubrir la zona y para mejorar los posibles accesos. Finalmente los

sobrantes, junto con las escombreras anteriores que se observan en la zona, serán
desplazados, momentáneamente a las áreas de acopio de la parcela 98, y finalmente
a escombreras definitivas externas. (Plan Director p. 96).
Las escombreras de Nuñez son impresionantes:

Imagen de la escombrera de Nuñez de un monte cercano
Imagen de la escombrera de Nuñez de un monte cercano
Trozos de cerámica destrozada

Descuidadamente vaciando todo hasta tocar fondo (1m40)

Rompiendo suelos romanos
En su día SOS Iruña-Veleia denució a Nuñez por daños de destrucción de Patrimonio Cultural, con el agravante que se trata de un profesor de arqueología.
Infundada la denuncia, no hubo daños patrimoniales.

La ertzaintza ahora acusa a varias personas de LURMEN de haber destrozado algunos de estos fragmentos inútiles de las cuales había miles en el suelo del parking.
Más se les acusan de haber hecho pruebas destructivas sobre dos de estos fragmentos centimétricos en el laboratorio de Bañares   (ver http://www.amaata.com/2015/12/una-declaracion-sobre-el-caso-de-los.html). Se acusan también a la persona que destrozó con un martillo la cerámica de la estúpida 'broma' en uno de estos fragmentos inútiles, por daños de destrucción de Patrimonio Cultural. Destrozar la pieza es evidentemente lo mejor que se podía hacer para evitar que sea en algún momento interpretado como material autentico.

Pero hay más, el Gobierno Vasco estima para cada uno de estos trocitos un valor de por lo menos 600 euros, igual para las 450 piezas con inscripciones...

La ertzaintza estima los daños en 240.000-270.000 euros (verdaderos incluidos como parecen afirmar).

Absurdistan en la llanada alavesa...