13 noviembre 2015

El primer informe grafológico y el sindrome de Veleia

Informe pericial caligráfico: Cotejo entre grafitos inscritos en ‘letrinas’ e inscripciones en cerámicas y huesos del yacimiento de Veleia Alicia Martínez-Carrasco
NOTA: El primer informe grafológico ha sido utilizado para acusar a Eliseo Gil, pero el informe afirma que no se puede concluir la relación entre el autor de las letrinas y las inscripciones de Veleia. ¿Qué clase de justicia es la que acepta una querella basada en la no conclusión de lo que se afirma en la querela?


Los que leen superficialmente las contribuciones en AmaAta se quedarán con la impresión de que estamos, como se dice en castellano, 'majareta'.
Desafortunadamente no es el caso y se puede discutir sobre algunos matices que se quedaron en el tintero, pero los supuestos malhechos son reales. Profesionales que son independientes y no tienen ninguna relación o interés en el asunto se convierten en ineptos que cometen errores en cadena y llegan a conclusiones voluntaristas. Lo podríamos llamar el síndrome de Veleia.

Aunque será un objeto digno de estudio socio-psicológico, creo que tiene unos elementos claros:


  • el prejuicio de que las piezas son falsos obliga a los redactores de informes llegar a dicha conclusión de antemano y luego lo intentan sostener de mala manera con 'datos objetivos'.
  • una segunda razón son las prisas inducidas por la ex-Diputada de Cultura


 En este caso la grafologo comete varios errores a la vez: las Tes están escrito en una linea inclinada en el caso de la letrina y en un circulo en la pieza 10091, y ella recorta ambas letras bajo un ángulo equivocado de manera que se representa una inclinación muy exagerada (me paree un error muy básico). Luego la grafóloga se equivoca a la hora de interpretar la la letra T, en el caso de la letrina se trata de una T doble.
El primer informe grafológico (ver para introducción el Informe sobre los peritajes grafológicos de Iruña-Veleia Dra. Roslyn M. Frank) está tan mal confeccionado que es difícil de creerlo: las referencias entre letras y piezas no cuadran, las imágenes son borrosas, algunas imágenes son gravemente deformadas, las letras de referencia representadas en el informe son del siglo 5-6 antes de la era común de la ciudad de Roma (ver el post 'Perdona por ser inocente'). La grafóloga interpreta letras de manera equivocada...



Una imagen del informe gráfologico (arriba) con sus aspecto real.
(Informe sobre los peritajes grafológicos de Iruña-Veleia Dra. Roslyn M. Frank)

La grafólologa no parece saber que la C en angulo recto es una autentica letra romana, y que su aparencia no aporta nada sobre la autenticidad del autor.
Cagnat, R. (1898). Cours d'épigraphie latine. A. Fontemoing. p. 7
(Fuente: https://archive.org/details/coursdpigraphi00cagn)
La grafóloga no debe evidentemente saber sobre la complejidad de las formas de letras romanas, maneja en su informe además una tabla con letras del siglo V antes de la era común, y no sabe distinguir entre formas personales y generales como por ejemplo la C en el ejemplo anterior.


Citamos a Roslyn Frank en su informesobre el informe GRAFOTEC:



10.3.2. Resumen
Para resumir, el ejemplo de 11422_1 nos puede servir para ponderar dos características del informe que hay que tener en mente al determinar su valor como prueba pericial forense:
1) La falta de esmero de parte de la perito (o de la DFA) en revisar los datos que se manejan. Tenemos el descuido de parte de AMC cuando se equivoca asignando el número 65 al grafito que en su lista ocupa el lugar de 66. Luego este problema se repite al respecto de la foto número 11422_1 porque la imagen en cuestión no corresponde a la de IR 11422-Cara A, sino al grafito IR 11425. En este caso no hay manera de saber quién tiene la culpa: los de la DFA que entregaron a la perito esta imagen mal etiquetada o la perito quien al redactar el informe confundió el grafito 11422_1 (IR 11422-Cara A) con el grafito IR 11425, una foto que debía de estar entre los 640 fotos que le entregaron los de la DFA, pero de las cuales solo escogió 70 la perito.Sea como sea el origen del trastrueque de etiqueta, es un ejemplo más de lo que ocurre cuando no se revisa con cuidado la base de datos utilizada y por lo tanto las conclusiones que se sacan de ella.
2) La falta de esmero en cuanto a vigilar la calidad de las fotos para que no saliera la imagen deformada. Este problema se aprecia al comparar la imagen asociada con 11422_1 del informe con la imagen del grafito IR 11425, siempre teniendo en cuenta que la imagen que aparece en el informe de la AMC con este número es de verdad una foto del grafito IR 11425. Aún así es una foto bien alargada, en fin, deformada, atributo que también se detecta en otras fotos del informe. Y hay que tener en cuenta lo siguiente: si la deformación del grafito es pronunciada esto también afecta la forma de las letras analizadas. Al mismo tiempo, entregar un estudio de esta naturaleza a instancias judiciales con fotos de tan mala calidad,algunas tan borrosas que nadie podría comprobar si se asemejan las letras o no, es inexplicable.

En el apartado (8.1.) de nuestro trabajo, la sección dedicada a las condiciones en que se llevó a cabo el primer informe, remarcamos que la autora del informe explica que la DFA le facilitó 640 fotos. Luego, al comienzo del peritaje exhibe solamente 70 de ellas, aunque sin explicarnos el criterio usado para seleccionar la muestra. Y si nos basamos solamente en los números de los grafitos cuyas letras revelan, según la perito, paralelismos singulares o rasgos “esencialmente singulares” del escribiente, ella echa mano a un total de 36 fotos de las 70. No obstante, la situación se complica cuando examinamos el informe más detenidamente, cuando empezamos a ahondar más en los análisis de las letras individuales. Al hacerlo, lo que salta a la vista es la confusión producida por el trastrueque de etiquetas, el lío que resulta al citar letras de grafitos que no las tienen, y la perplejidad causada por la introducción de letras fantasma en el cotejo cuya procedencia es muy difícil, si no imposible, de averiguar.
Por eso, a decir verdad, no es posible averiguar en cuántas de estas piezas (de las 70 inventariadas en el informe) ha encontrado la experta las “coincidencias tan peculiares” de que habla en sus conclusiones; ni es posible determinar exactamente cómo ha llegado a la conclusión que es “sorprendente el paralelismo” entre las letras de la letrina y las de los grafitos analizados por ella, tan sorprendente “que es excesivo para ser simplemente fruto de azar (pág. 20). Lo que de verdad es desconcertante es que una persona haya trabajado con un grupo tan reducido de fotos sin haber llegado a familiarizarse con ellas lo suficientemente como para reconocer que la foto 49 que cita dos veces (al asociar una “R” y una “V” con ella) sólo tiene dos letras, PI o tal vez PP, ninguna “R” ni “V”; que trabajando con tan reducido número de piezas al hacer el cotejo (igual menos de 36 a fin de cuentas), no se tomara la molestia de revisar, aunque fuera superficialmente, su labor antes de entregárselo al Juzgado de Instrucción porque de haberlo hecho ella (u otra persona de la DFA), no habríamos encontrado tantas carencias y descuidos.
En resumen, lo que se espera en el caso de un informe de tanta trascendencia no solamente en al ámbito judicial sino también en el cultural, no es algo hecho con tanta precipitación, sino más bien que se apliquen métodos muy precisos; que se cumplan todos los requerimientos de la pericia caligráfica forense, empezando con la rigurosidad y precisión en la recogida y tratamiento de los datos y la elaboración de los resultados. En fin, las irregularidades detectadas en el informe que afectan a varios componentes del trabajo e implican a las entidades que colaboraron en la confección de él no dejan lugar a dudas de que la calidad y rigor científico que caracterizan el trabajo son deficientes para una investigación de esta naturaleza e importancia.

¿Puede una grafóloga experimentada cometer tantos errores?
Nuestra interpretación es no.

Las conclusiones del primer informe grafologico son de alguna manera objetivas porque reconocen el evidente hecho de que no se registran detalles de la 'motricidad fina',  lo que es evidentemente una base para abandonar la grafología. Puede haber coincidencias sorprendentes (la A quebrada - una letra muy tardía en época romana parece, la cola de la Q dentro del ovalo), pero pueden fácilmente ser particularidades históricas que no merecen ninguna preocupación.
Lo que a mi desde el punto de metodología de la ciencia me parece más preocupante es la manera de trabajar: se mezclan 600 piezas, de las cuales más de 300 no conllevan ninguna sospecha, y en este totum revolutum de miles de letras se van a buscar cromos que se parecen, a una muestra de la letrina de la cual tampoco consta que es de una persona. Vamos me parece un método absolutamente acientífica, y un peligro para el sistema judicial.


Visto la masiva presencia de errores debe haber un factor que limita la capacidad de actuar de dicha profesional:


Creemos que es el factor tiempo.

El informe grafólogico es datado 11/3/2009

En sus declaraciones delante la Comisión de Euskera, Cultura y Deportes del 30/09/2010, el vice-rector de la UPV hace las siguientes declaraciones:

Interviene D. Eugenio Ruiz Urrestarazu, Vicerrector del Campus
  de Álava de la UPV
  Muchas  gracias, muy buenos días a todos ustedes. Tal como  se
  me solicitado, les voy a exponer con brevedad, pero espero que
  a la vez de una forma suficientemente clara, el proceso que se
  ha seguido en la Universidad del País Vasco para la aprobación
  y firma del convenio de colaboración entre la Universidad y la
  Diputación Foral de Álava para la redacción del Plan  Director
  del Yacimiento Iruña-Veleia.
  Con  fecha  de  10  de  marzo de 2009, la  Diputada  Foral  de
  Euskera,   Cultura   y   Deportes   remite   un   escrito   al
  Vicerrectorado  del  Campus de Álava en  el  que  solicita  la
  colaboración  de  la Universidad, y muy especialmente  la  del
  Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología  para  la
  elaboración de un plan director para el yacimiento  de  Iruña-
  Veleia.


Puede tener su lógica...

Por aquella época el fiscal jefe de Álava se quejó sobre la información desde la Diputación como se afirma en Díario de Noticias de Álava del 16/03/2009, salvado del olvido por Alicia Canto en TA:

Comentario por Alicia M. Canto el marzo 17, 2009 a las 8:21am

Importantes declaraciones de hoy, en el Diario de Noticias de Álava:

EL FISCAL CUESTIONA EL MÉTODO DE LA DIPUTACIÓN EN EL 'CASO IRUÑA VE...


VITORIA. "Total respeto" a la institución, pero desacuerdo en la metodología de trabajo empleada. El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Vitoria, Josu Izaguirre, dirigió ayer duras palabras hacia la Diputación foral alavesa por la manera en la que ha llevado los asuntos relativos a la denuncia del caso Iruña Veleia.


"Ha existido prisa y ahí no me meto, pero es que hace quince días me indicaron que habían aparecido datos nuevos que podían representar un giro importante en la investigación. Mi opinión es que no pasaba nada porque la Diputación, en lugar de presentar una denuncia en diciembre de 2008, hubiese traído algo más trabajado y más estructurado en marzo o en abril, porque prisa no había", manifestó.

Actualmente, el fiscal se encuentra a la espera de que la Diputación aporte documentación clave para seguir con el proceso y está consumiendo un tiempo a todas luces valioso. "Al final, la investigación está parada y cuando avanza lo hace a saltos", explicó el fiscal jefe de Vitoria, quien recordó que "yo dispongo de seis meses para investigar, no como los juzgados que pueden mantener una investigación abierta seis años".

En cuanto al blanco de todas las miradas dentro de este caso, el director de la excavación, Eliseo Gil, Izaguirre lo citó sin nombrarlo al ponerse en su lugar y asegurar que "a mí no me haría ninguna gracia saber que la Fiscalía me está investigando y que no me llamara a declarar". "Llamaré a quien considere oportuno llamar a declarar cuando sepa realmente qué es lo que tengo entre manos, es decir, cuando todo esté trabajado y estructurado. Llamar a alguien para hacer el paseíllo sería una estupidez", agregó.

"Las instituciones tenemos unas obligaciones -continuó el fiscal jefe- y me parece mal que no se proceda con seriedad". "Si un ciudadano viene a poner una denuncia, yo le exijo una serie de requisitos formales y no puede ser que una Diputación no haga lo propio".
Entonces principio de marzo 2009 ha habido un encontronazo entre el Fiscal General y la Ex-Diputada sobre la falta de pruebas. Esta discusión debe haber sido bastante extendida según aprendemos de la siguiente noticia en El Correo de 25/3/2009 
La semana pasada, el fiscal cuestionó la metodología de la Diputación y aseguró que la investigación avanzaba «a saltos», debido a que la denuncia inicial debería haberse presentado «algo más trabajada y estructurada». Estos comentarios cayeron como un jarro de agua fría en el Palacio de la Provincia, hasta el punto de que el propio diputado general, Xabier Agirre, replicó que «aquí trabajamos con toda seriedad e imagino que el fiscal también. El 19 de diciembre le entregamos todo lo que teníamos y después, lo que hemos ido detectando». El desenlace de este rifirrafe ha sido la presentación de la querella. Pese a que la Fiscalía tenía aún de plazo hasta mayo para investigar, la institución foral ha decidido acudir directamente al juez. http://www.elcorreo.com/alava/20090325/sociedad/alava-querella-contra-tres-20090325.html
La fecha del informe grafológico coincide con la petición de convenio, y tiene fecha de 11 de marzo 2009 una semana después del supuesto desencuentro entre la Diputada y el Fiscal General..
A los dos semanas de la creación del informe grafólogico la Diputación se querella contra Eliseo Gil, un colaborador de Lurmen y Ruben Cerdan. Así lo relata El Confidencial:


La Diputación de Álava se querella contra responsables del caso Iruña-Veleia



Vitoria, 24 mar (EFE).- La Diputación foral de Álava ha presentado hoy una querella en el Juzgado de Guardia de la Audiencia de Vitoria contra los responsables del llamado caso "Iruña-Veleia", al considerar que "existen indicios de delito contra el patrimonio cultural alavés".
El pasado 19 de noviembre un informe encargado por la Diputación a varios expertos determinó la falsedad de los grafitos escritos en cerámicas de los siglos III, IV y V, descubiertos en el yacimiento alavés en 2005 y 2006.

Estos descubrimientos se calificaron en su día como "históricos" puesto que, entre otras cosas, adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo.
La diputada foral de Cultura, Lorena López de Lacalle, que ha comparecido tras la reunión del Consejo de Diputados, ha anunciado la activación de la vía penal, al considerar que esta institución está "directamente perjudicada por todo lo acontecido en el yacimiento arqueológico alavés".

La diputada foral no ha dado los nombres de las personas o persona contra las que se dirige la querella, acogiéndose al secreto sumarial, pero sí ha hablado en plural.
Respecto a si la Diputación alavesa ya ha escogido a un director que sustituya a Eliseo Gil, responsable hasta ahora del yacimiento, López de Lacalle ha descartado la elección de un director en singular y ha dicho que están trabajando en configurar un equipo multidisciplinar, compuesto por personas de diferentes ámbitos, en lugar de a un director.

Ha recordado que la Diputación alavesa lleva veinte meses inmersa en "un intenso proceso de trabajo" para arrojar luz sobre los hallazgos de Iruña-Veleia supuestamente falsos y ha explicado que "hay suficientes indicios de delito como para que instancias judiciales pongan en marcha un cauce formal de investigación".

López de Lacalle ha informado de que además de la querella la Diputación alavesa ha incoado un expediente sancionador administrativo contra Lurmen S.L., la empresa que ha gestionado el yacimiento, en el que se piden multas de hasta 150.000 euros, y ha comunicado que esta empresa deberá retirar todas sus pertenencias del yacimiento en un plazo de ocho días hábiles.
No obstante, ha explicado que el expediente sancionador puesto en marcha ha quedado en suspenso mientras dure la vía penal.

La diputada foral ha señalado que la Diputación ha recurrido a la apertura del expediente sancionador contra Lurmen al constatar "graves defectos de métodos arqueológicos" en la excavación, "la manipulación y tergiversación de los informes aportados en garantía de la autenticidad de los hallazgos".

Así como "la falta de acreditación requerida sobre la capacitación profesional del asesor científico de Lurmen, la negativa a aportar los informes de analítica que se dicen realizados por laboratorios franceses, la existencia de hechos de falsificación de inscripciones en piezas arqueológicas por un trabajador de Lurmen y la falta de control de su dirección en la seguridad del yacimiento", ha agregado.

Al margen de estos procedimientos administrativos y penales, el yacimiento arqueológico de Iruña-Veleia mantendrá el programa de visitas y el trabajo científico.
López de Lacalle ha subrayado la colaboración de la Fiscalía de Vitoria en el caso, ante la cual presentó una denuncia el 5 de diciembre. EFE jm/pv
De todo esto aprendemos que la Diputación necesitaba urgentemente 'algo' para vincular Eliseo Gil al supuesto crimen de falsificación, por dos razones:

  • iniciar las negociaciones sobre el convenio con la UPV
  • poder seguir con la judicialización del caso (peligro de archivo por parte del Fiscal)
Entonces no es ilógico pensar que se presionó a una profesional de grafología a rápidamente (aparentemente en una semana para 600 piezas) 'preparar algo' para cubrir el vació de pruebas y para poder seguir con el pseudo-covenio con la UPV.

Primero eliminar Eliseo Gil para tener las manos libres...

PD.

Y mientras de que se elimina Eliseo Gil, Lorena Lopez de Lacalle sigue con su gran plan aunque todavía generando niebla sobre quien será el beneficiado como leemos en El País del 25/3:

Un equipo pluridisciplinar con control

El Departamento de Cultura de la Diputación viene trabajando desde hace meses en la recuperación de los trabajos arqueológicos en Iruña-Veleia, cuya credibilidad quedó severamente tocada tras la confirmación de que eran falsas las inscripciones en euskera y latín, los jeroglíficos egipcios y las representaciones cristianas fechadas antes del siglo V que se descubrieron en las campañas de 2005 y 2006. Con el fin de no caer en errores pasados, como fue la concesión a una empresa privada sin las garantías suficientes de la excavación del enclave romano más importante del País Vasco, la diputada de Cultura, Lorena López de Lacalle, ha apostado porque sea un equipo multidisciplinar el que se haga cargo de las investigaciones. "En la estela de los que trabajan, por ejemplo, en la catedral de Santa María o en las Salinas de Añana", precisó.

En principio, no se ha designado una dirección individual. Se apuesta por una coordinación colectiva, con presencia de profesores de la UPV y autoridades de otras instituciones académicas. "Sobre todo, se exigirá rigor científico y respeto máximo al método arqueológico, para no volver a caer en errores", señaló López de Lacalle.
La presentación del nuevo proyecto llegará en próximas fechas, después de que ayer se anunciara también la revocación a Lurmen, S. L. del permiso de ocupación temporal del yacimiento de Iruña Veleia. Sus responsables tienen una semana para retirar todas sus pertenencias del lugar, "sin ningún tipo de indemnización", tal y como señala la notificación correspondiente.