12 noviembre 2013

5 años sin ciencia y Veleiako latina

Anunciamos una conferencia en Donostia que promete ser muy interesante, para recordarnos de un veredicto que nos parece injusto y no basado en ciencia objetiva, más bien en ciencia à la tête du client.
Después de unas reflexiones sobre el estado actual y el futuro del asunto de Veleia, la autora del informe El latín de Veleia nos explicará su estudio.


Referencias para la conferencia:
  1. Satué A.El latín de Veleia (junio 2013)
    Disponible aquí
  2. Van den Driessche K.Evidencias físicas y la necesidad de hacer una investigación científica de estas evidencias en el caso de la supuesta falsificación de Veleia
    Disponible aquí
  3. Van den Driessche K.El Golpe Científico del 19N
    Disponible aquí
  4. Van den Driessche K.Bases científicas para la investigación de las evidencias físicas de los grafitos de Iruña Veleia
    Disponible aquí



El quinto aniversario ... de un veredicto de una Comisión Científica Asesora, presidido por  una política que no tenía experiencia científica, y que tiene hasta problemas con los siglos (el siglo noveno no es es el siglo sexto), que después en el Parlamento Vasco no tiene vergüenza en verter falsas acusaciones, que hace gratuitamente declaraciones sobre asuntos científicos en el mismo parlamento, que no respeta los procedimientos normales de una comisión científica, que ni ve necesario llegar a una conclusión conjunta dentro de la Comisión, que acusa estratégicamente al ex-director de ser el autor de la falsificación - ¿para poder llevar a cabo sus planes de dejar el yacimiento en manos del nuevo director, profesor de la UPV,  y neutralizar así la resistencia del ex-director?,  que paga 36.000 euros con dinero público para un informe grafológico que pretende juzgar con certezas de 100% (dixit la prensa) - donde un primer informe grafológico indicaba la imposibilidad de llegar a una conclusión suficiente fiable por la falta de rasgos grafológicos detallados.


Declaraciones en el Parlamento Vasco de la Presidenta de la Comisión y ex-Diputada de Cultura, Euskera y Deporte, Lorena López de Lacalle:
Por cierto, ¿en qué lugar dejan a la EHU que ni, incluso, dentro de nuestras instituciones exigen poner en marcha otra comisión de expertos y la realización de nuevas pruebas?
(...)
que haga nuevas analíticas, es que, qué quieren que les diga, tiene guasa, si no estuviéramos hablando de una estafa, de un intento de engaño y de mofa hacia el patrimonio, el euskera, la religión y un largo etcétera.
(...)
Ahora se vuelve a la carga con la martingala de las pruebas físico-químicas con un objetivo similar. Aunque más concretamente tal vez no las han hecho nunca porque saben de sobra que no hay análisis de laboratorio capaces de dirimir si hay inscripciones recientes o antiguas. ¡No hay tales pruebas físico-químicas para la arqueología ni para la epigrafía! Pero esto sirve para desviar la atención, para engañar y llevar la discusión a una nebulosa y ganar tiempo.
[ver la bibliografía aquí]
(...)
en un plumazo cambió la horquilla [intervalo de tiempo] del siglo III al siglo IX, seís siglos de diferencia… (...) extiende alegremente la datación original de la presentación en 2006 del siglo III al siglo IX, Más rigor científico por favor...

[según las actas de la reunión del 19/11/2008 de la Comisión, el ex-director habla de la 'posibilidad de ampliación del arco del S I a.C. hasta S. VI', una extensión de dos siglos de lo afirmado en su informe anterior, la ex-diputada no parece tener muchas referencias cronológicas]

Actas de la reunión de la Comisión de Cultura y Juventud del Parlamento Vasco del 16/11/2010


Tampoco los miembros de la Comisión, por cierto curiosamente todos miembros de la UPV, se han destacado por un trabajo en profundidad que hace honor a la ciencia. Uno de sus miembros ha sido simplemente juez y beneficiado, como nuevo director del yacimiento de Iruña Veleia. Un conflicto de intereses de manual.

14 personas de diversas especialidades sin ninguna conexión con los excavadores, y de manera gratuita, se han levantado para escribir informes que van en contra de los miembros de la Comisión, señalando numerosos hiatos y errores, y graves deficiencias (no hay excavaciones de contraste, ni estudio de las evidencias físicas). Estos informes y opiniones fueren entregados al juez. De ellos, 2 licenciados, 8 doctores y 4 profesores emeritus.

Los periodistas en gran parte se han destacado en hacer un brindis al sol tanto a favor de la Diputación como a favor de los miembros de la Comisión, y defendiendo en algunas ocasiones simplemente los intereses de la Diputación, sin preguntarse si todo es realmente así. Pero, en realidad alguna profesora de universidad hace exactamente lo mismo en su blog, donde aparece cuando piensa tener razón y desaparece cuando no la tiene.

Tampoco nos podemos olvidar del sufrimiento humano que ha experimentadoel ex-personal de LURMEN que de un día a otro perdió su trabajo de manera brutal, y evidentemente los ex-directores, que siguen defendiendo sus hallazgos con un fuego que sorprende a los 'falsistas'. Ellos perdieron su trabajo y... su reputación. Ser acusado de ser un falsificador cierra muchas puertas...

La mayoría científica se ha queda callado, mirando el espectáculo, sin criticar los procedimientos inusuales de la Comisión Científica, eso sí diciendo en privado que el ex-director no podría ser el falsificador. ¡Díselo a la Diputación y al juez por favor!

Hay una manera sencilla de saber si los grafitos del sondeo 32 son verdaderos, hacer una excavación de contraste, pero eso no sele ocurrió a ningún miembro de la Comisión, aunque unos de los asesores externos de la Comisión lo recomendó como el método más científico de verificación.

Ver aquí las piezas que salieron de este sondeo
Se ven en fotos letras con costras aparentemente carbonáticas - un claro indicio de antigüedad - pero hasta ahora a nadie se le ha ocurrido investigarlo, a no ser que al final lo hacen en el Instituto de Patrimonio Cultural de España donde están analizando 39 piezas. Evidentemente, estaremos con el ojo crítico cuando salgan sus resultados.

Observamos una invasión de las costras en los surcos de las letras. Si las costras son naturales
(como las otras en Veleia), esto significaría que la inscripción es de antes del entierro de la pieza.
¿Quién se atreve a estudiarlos?


Lo positivo de este asunto es que no todo el mundo se traga acrítico las opiniones ventiladas en los medios de comunicación. Hay muchos con sus propios ojos, buscan paralelos en la literatura, reflexionan sobre los argumentos de la Comisión, utilizan sus artes para formarse una opinión propia y están dispuestos a defenderla públicamente, en contra de la actuación de una mayoría adormilada.

Me temo que sin personas con este sentido crítico una sociedad está civilmente muerta, lo que deja la puerta abierta a los manipuladores, los interesados, los listos...