07 febrero 2016

Aien X Iesus ta: Cristo y la vid en un grafito vasco de Iruña-Veleia

Fig. 1. Pieza 13364 de Iruña-Veleia.

En la pieza 13364 de Iruña-Veleia (Fig. 1) hay tres frases en lengua vasca inscritas en tres líneas. La primera es “Geure ata zutan” (“nuestro padre en ¿los cielos?”) y la tercera “Egin badi zur[ ]” (“hágase tu…”) (con todas las Es en forma de doble barra), frases que parecen tomadas del padrenuestro. La segunda frase parece consistir en tres palabras, la segunda y la tercera de las cuales son claramente Iesus ta (con Iesus entre “comillas”, como otros nombres sagrados de Iruña-Veleia, aunque en este caso las “comillas” son dobles y no triples, como en el ata de la primera línea y en otros grafitos veleienses). La primera palabra de la segunda frase ha sido interpretada en todos los informes (los de Lakarra, Gorrochategui, Elexpuru, Iglesias y Orpustan) como reinu, aunque Gorrochategui reconoce que es “de lectura insegura”. En base a esta lectura, Lakarra afirma que “REINU era simplemente imposible en euskera, no tanto por la falta de prótesis (que sí hallamos en ARROS-) sino por la diptongación románica, un tanto prematura.” Sin embargo, Gorrochategui, contradiciendo a Lakarra, omite cualquier referencia a la diptongación y únicamente menciona la ausencia de una vocal protética: “No hay acomodación de los préstamos latinos que empiezan por R-; así nº 15910: Roman, lo cual es poco esperable en vasco, ya que sabemos que la falta absoluta de este sonido en posición inicial obligaba a una vocal protética (Erroma). Aunque de lectura insegura, el nº 13364 documenta reinu “reino”, palabra que en euskera adaptamos como erreinu.”

Pero estos comentarios se hacen en base a una lectura, reinu, que, según reconoce Gorrochategui, es insegura. En este post voy a argumentar que tal lectura es probablemente incorrecta, proponiendo una diferente. (Ya comenté este grafito en otro post de Ama Ata, pero creo que tiene la suficiente importancia como para dedicarle uno específicamente.)


Fig. 2. Arriba izda.: primera letra de la segunda línea del grafito de la pieza 13364, con trazos similares a la segunda A de LAHIDA, de la pieza 11460 (abajo). Dcha.: letra que precede a IIISVS en el grafito de la pieza 13364, probablemente una X.
Si nos fijamos bien en la primera letra de la segunda línea del grafito, no tiene el semicírculo esperable en una R, como se aprecia en las Rs de de geure y de zur[ ], sino que su trazo derecho es una curva con concavidad derecha, bastante parecida a la curva con concavidad izquierda de la segunda A de Lahida de la pieza 11460 (Fig. 2). Por lo tanto, lo más probable es que se trate de una A y no de una R. Tras la A siguen tres trazos verticales, que, teniendo en cuenta que las Es del grafito se escriben como II, habría que leer como ei o ie, seguidas de una N y de una letra que se ha interpretado como V. Sin embargo, en una V se esperaría que los extremos inferiores de los dos trazos convergieran en un vértice inferior, cosa que no ocurre en la mencionada letra, sino que se entrecruzan, continuando ambos más allá del punto de cruce (Fig. 2), con lo que la letra, más que una V, parece una X. Por lo tanto, la lectura que hago de las letras que preceden a “Iesus” en la segunda línea es aienx o aeinx. Ninguna de ellas corresponde a una palabra vasca actual, pero aien (aihen en dialectos septentrionales) aparece en el Diccionario General Vasco con el significado de “vid; cepa, tronco de la vid” y en el diccionario etimológico de Larry Trask con el de “branch of a grapevine” (es decir, sarmiento), citando el diccionario vasco-inglés de Gorka Aulestia. 
Fig. 3. Izda.: símbolo del crismón en la catacumba de San Calisto (Roma). Centro: símbolo IX (iota chi) en un sarcófago del siglo IV de Constantinopla. Dcha.: símbolo del pez en la estela funeraria de Licinia Amias, siglo III d.C., Roma.

Si la palabra del grafito es el vasco aien, ¿qué “pinta” ahí la x? Puesto que va delante de Iesus, parece razonable pensar que la X pudiera estar asociada a Iesus con el significado de Cristo, ya que la letra griega X (transcrita en latín como ch) es la primera del nombre griego de Cristo (Χριστος). La utilización de la X griega en referencia a Cristo está documentada en la Antigüedad, como en el símbolo del crismón, consistente en la superposición de las dos primeras letras del nombre griego de Cristo, X y P (Fig. 3), en el símbolo IX (iota chi), consistente en la superposición de las iniciales de Iesus Christos (Ιησους Χριστος) (Fig. 3) o en el símbolo del pez, en griego ΙΧΘΥΣ, que coincide con el acrónimo de Ιησους Χριστος Θεου Υιος Σωτερ (Jesucristo, hijo de Dios Salvador) (Fig. 3). La X como símbolo de Cristo también se utiliza en varios grafitos de Iruña-Veleia, incluyendo dos crismones (Fig. 4), un pez (Fig. 5) (cuya cola junto con la parte posterior del cuerpo forman una X), la cara de Cristo crucificado con una X en su interior, que es reproducida en el grafito del pez (Fig. 5) y una cabeza de Cristo crucificado de la que salen como dos “cuernos”, que junto con la parte superior de la cabeza forman una X. También vemos en grafitos de Iruña-Veleia de temática judeo-cristiana Vs que tienen forma de X, como la de SAMXIILL ‘’’YAVHII’’’ FILI (Fig. 6) o la de MIRIA AMA IITXII, que en este blog Pello Eizagirre ha interpretado como “Miria(m) ama et ve(rgine)” (“Miriam, madre y virgen”).

Fig. 4. Crismones en las piezas 15587 y 13359 de Iruña-Veleia.
Fig. 5. Izda.: crucifixión en la pieza 13366 con la cabeza de Cristo en forma de triángulo invertido con una X dentro. Centro: pieza 12376, con un triángulo invertido con una X en su interior, el símbolo del pez y la inscripción “Dei in pace”. Dcha.: pieza 13343 con una crucifixión en la que se ven trazos que forman como una X sobre la cabeza del crucificado.
Fig. 6. Arriba: pieza 13362, con la inscripción SAMXIILL ‘’’YAVHII’’’ FILI. Abajo: pieza 15923, con la inscripción MIRIA / AMA / IITXII. 
Por lo tanto, mi lectura del grafito de la pieza 13364 es Aien X Iesus ta, que significaría “Cristo Jesús (o Jesucristo) es la vid”, frase de clara procedencia bíblica, tomada de Juan 15:1 “Yo soy la vid verdadera y mi padre el viñador” y Juan 15:5 “Yo soy la vid, vosotros los sarmientos”. En cambio, la lectura reinu de los informes daría lugar a la frase “Jesús es el reino”, que ni es bíblica ni tiene sentido. Mi interpretación del grafito de la pieza 13364 es que se trataría de un ejercicio escolar en el que el alumno escribe diversas frases bíblicas o de inspiración bíblica, la primera y la tercera  de las cuales están tomadas del padrenuestro, pero la segunda no.

Llama la atención la ausencia en aien del determinante vasco –a, que, en cambio, está presente en otros grafitos de Iruña-Veleia: araina, naia, lura, sua, izana (pero no en el de la pieza 15147: urdin isar).

Es difícil concebir que un falsificador pudiera utilizar la palabra aien con el significado de vid, ya que su significado actual es el de sarmiento, utilizándose con el de vid en textos vascos clásicos, sobre todo religiosos, como se muestra en los ejemplos aportados en el Diccionario General Vasco (la traducción de vid al euskera actual suele ser mahatsondo, derivado de mahats, uva, de donde también procede mahasti, viñedo). De hecho, Joaquín Gorrochategui, reputado filólogo vasco, fue incapaz de ver aien en el grafito, probablemente por desconocimiento de la palabra, leyendo el improbable reinu (que daría lugar a una frase sin sentido). Por otra parte, la utilización de X como símbolo de Cristo requiere un conocimiento de la simbología cristiana primitiva propio de un especialista en esta materia. Más aún, los rasgos paleográficos, con la utilización de II por E, solo documentada hasta el siglo IV d.C., y la Z de ZVR[ ], atravesada por un trazo horizontal medio, como en muchas inscripciones latinas antiguas (Fig. 7) (lo cual era desconocido para Gorrochategui, que califica en su informe a la Z con trazo horizontal medio como “variante desconocida”) añaden mayor verosimilitud a la antigüedad del grafito. Todo ello, unido a los datos estratigráficos, hace que sea muy probable su adscripción a época antigua y muy improbable su ejecución reciente por un falsificador, como proponen los miembros de la Comisión Científica Asesora sobre Iruña-Veleia, ya que no hay ningún elemento, ni en el contenido del grafito, ni en el soporte en el que está inscrito, ni en las circunstancias de su hallazgo, que lo vinculen a la época contemporánea.
Fig. 7. Zs con trazo horizontal medio en inscripciones de época romana. 

Este grafito, junto con el resto de grafitos en lengua vasca de Iruña-Veleia, forman un conjunto epigráfico de extraordinaria importancia para la lingüística histórica vasca, que debería ser objeto de publicaciones en las mejores revistas filológicas y de discusiones en los mejores congresos de filología. Lamentablemente, las actuaciones administrativas y académicas conocidas han impedido que esto sea así. Solo cabe esperar que el asunto judicial se resuelva lo antes posible y pronto podamos ver la luz al final de este largo túnel.


Notas: agradezco a Juan Martín Elexpuru por su asesoramiento lingüístico. La interpretación de la X del grafito como símbolo de Cristo fue propuesta por primera vez por Pello Eizagirre en este blog.