04 febrero 2014

Una evolución interesante en el CV de la autora del segundo informe grafológico: exit neuromotor

La lectura de CV's puede ser interesante, para conocer las últimas publicaciones del autor lo que se intenta publicar.



Llamativa en el CV de la contratada del segundo estudio grafólogico de diciembre 2009, en su lista de publicaciones es un artículo llamado “Graphic-Motor Habits and Spatial Limits Analysis as Authorship Indicators in the Forensic Analysis of Drawings, Forensic Science International (Costumbres grafica-motoricas y el análisis de limites espaciales como indicadores en el análisis forense de dibujos), ofrecido para su publicación a la prestigiosa revista americana Forensic Science International:


El título nos recuerda mucho a lo que se filtró en la prensa sobre el neuro-motor y los dibujos de las
letrinas comparados con los grafitos de Veleia:


«La misma red neuronal»
Los peritos grafólogos descartan más de una autoría. En este sentido señalan que «las concordancias» entre los dibujos y letras de la letrina y los de los soportes milenarios «se establecen por la utilización de 'herramientas gráficas procedentes de una misma red neuronal y trasladadas al soporte a partir de una integración neuromuscular y de coordinación visomotora única, que no puede significar sino que ha intervenido un único motor». (http://www.elcorreo.com/alava/20091121/sociedad/grafologos-apuntan-eliseo-como-20091121.html)
Durante años hemos seguido las publicaciones en Forensic Science International, para ver si este método experimental fuese aceptado por una revista científica, sin encontrar la publicación.

En el nuevo CV de diciembre 2013, se ha dejado la esperanza a la publicación de dicho artículo sobre un método experimental (solo se puede publicar algo original, todavía no publicado) que iba a demostrar la autoria del ex-director como falsificador.



Intentando publicar su metodo, la autora se ha delalatado del hecho que no se trata de un metodo grafologico establecido, pero un invento ad hoc... y el mundo científico no lo parece haber acceptado como metodo.

Buena noticia para el ex-director, y su abogado que lo tienen ahora más fácil...