25 enero 2016

¿Es Julio Nuñez capaz de coordinar Iruña Veleia?

Julio 2010, vaciado de Nuñez con máquina pesada sobre estratos sensibles.
El 17/7/2010 El Correo escribió:
"La plataforma SOS Iruña Veleia, afín a Eliseo Gil y defensora de la autenticidad de sus supuestos hallazgos extraordinarios, presentó ayer ante el juzgado de guardia una denuncia contra los nuevos trabajos. A su juicio, la utilización de una excavadora ha provocado «graves destrozos» en el patrimonio arqueológico. En especial, se refieren a que la máquina ha abierto una zanja que en algún punto supera el metro de profundidad, cuando el plan director establece que será de 50 centímetros. Además, esta manera de proceder «elimina estratos arqueológicos y materiales muebles asociados». Por eso, piden al juez que paralice de urgencia los trabajos."

Julio Nuñez contesta:
"La cuestión es: ¿se está incumpliendo el plan director al superar la zanja cavada por medios mecánicos la profundidad de medio metro? Julio Núñez explica que el documento recoge la media a excavar en una zona. «Se avanza en función de lo que encontramos: en algún punto sólo se ha llegado a los 30 centímetros y en otro se ha superado el metro», dice el director de la excavación. Y niega de plano que se haya producido ningún daño.

En esencia, lo que se está haciendo es retirar «la capa removida por siglos de cultivos que no tiene información histórica», ya que en ella se mezclan fragmentos datados entre el siglo I y el XIX. Por debajo, en la siguiente unidad estratigráfica, está el terreno que no ha sufrido variaciones en siglos y, por lo tanto, donde encontrar información arqueológica interesante. ¿Cómo saber dónde empieza esta capa? ¿Cómo asegurar que la excavadora no va a ir más allá de donde debería? «La tierra es de un color diferente. Cuando se llega a una nueva capa estratigráfica dejamos de excavar por medios mecánicos», revela Núñez. Un grupo de arqueólogos vigila los trabajos y paran las máquinas cuando emerge cualquier indicio."

La misma zona 5 años más tarde...

Julio Nuñez está excavando desde 2010 en el yacimiento de Iruña Veleia, aunque no ha excavado en el año 2015. Ante las subvenciones decrecientes no parece haber realizado ningún esfuerzo para buscar patrocinadores tal como hacen la mayoría de directores de yacimientos, o alternativamente excavar con sus propios estudiantes como hacen muchos investigadores con fondos limitados.

Lo que fue anunciado como la nueva era de Veleia parece cada vez más a un desastre por todos los frentes, donde hasta las visitas guiadas son a cargo de una empresa de turismo. Los estratos del open landscape quedan allí ya años tapados por plástico pudriéndose poco a poco por la exposición directa a la climatología. Los que han criticado tanto a la empresa LURMEN, no parecen capaz de dinamizar y llevar a delante un yacimiento tan interesante y ... tan singular.

Excavación de Nuñez en Google Maps. La zona marcada en roja es la zona donde se está excavando desde 2010, básicamente al rededor del 'macellum'. Se observan fuera de esta zona numerosas estructuras tapadas con geotextil blanquecino. Estas estructuras fueran desnudas en 2010 a gran velocidad con la excavadora, y queden desde entonces a la intemperie. Su mera presencia demuestra el crimen contra el patrimonio que cometió - aunque los tribunales no lo quieren ver - Nuñez desnudando estas estructuras con la pala de la excavadora.


Zona oeste. Los beneficios de 'open landscape' son que se ve la continuidad de las diferentes zonas de interés,
pero si no se interviene el hielo, la luvia, el sol, las plantas y organismos del suelo destrozan el contenido de los estratos superficiales, un proceso que ya continúa durante 5 años sin ninguna necesidad,

Zona oeste, visto desde la carretera. Se ven como se forma una capa de vegetación sobre y dentro del geotextil. Es irresponsable desnudar los estratos para luego durante media década no hacer nada con ellos (foto mía 8 noviembre 2015).

Se ven en el sudoeste claramente estructuras de edificios que fueron afectados por la excavadora en julio 2010.

En la misma zona se ven también desde la carretera las estructuras de edificios (foto mía 8 noviembre 2015).
 
Se ven en la zona sudeste de nuevo numerosas estructuras, justamente en la zona donde se excavó hasta un metro cuarenta. También aquí se están pudriendo los estratos desnudados desde hace 5 años.
También en el sudeste se ven desde la carretera estructuras de edificios desnudadas expuestas a la intemperie (foto mía 8 noviembre 2015).

Relacionado con la excavación de Nuñez conocemos las siguientes publicaciones:


Nuevo fragmento de inscripción procedente de Veleia (Iruña de Oca, Álava) con posible expresión de un magistrado local
Resumen:
Presentamos un nuevo fragmento de inscripción procedente del yacimiento romano de Veleia (Iruña de Oca, Álava). La inscripción fue descubierta durante los trabajos arqueológicos realizados en el cubo oeste de la puerta sur de la muralla, donde había sido reutilizada como sillar. El fragmento contiene parte de un epígrafe con una posible mención a un magistrado local. Si la hipótesis de lectura es correcta, se trataría del primer testimonio sobre la existencia de duumviri en la ciuitas Veleianorum.
Veleia: Revista de prehistoria, historia antigua, arqueología y filología clásicas, ISSN 0213-2095, Nº 32, 2015, págs. 217-229

Nueva ara dedicada a "Mater Dea" procedente de "Veleia" (Iruña de Oca, Álava)
Julio Núñez Marcén, David Martínez Izquierdo, María Pilar Ciprés Torres, Joaquín Gorrochategui Churruca
Veleia: Revista de prehistoria, historia antigua, arqueología y filología clásicas, ISSN 0213-2095, Nº 29, 2012, págs. 441-452

Resumen:
La realización de algunos trabajos de adecuación del paisaje en la zona sur de la ciudad, en la zona extramuros del llamado oppidum , han dado como resultado hace pocas semanas la identificación de algunas estructuras de época romana y, sobre todo, de un ara dedicada a la diosa Mater cuyo texto conservado abre muchas posibilidades de análisis futuro sobre este asentamiento.
Veleia: Revista de prehistoria, historia antigua, arqueología y filología clásicas, ISSN 0213-2095, Nº 29, 2012, págs. 441-452
Texto completo

A parte de esto tenemos las contribuciones obligatorias a  Arkeoikuska:

Iruña / Veleia: IV Campaña
Julio Núñez Marcén, Garbiñe Dilla Rabilero, S. Sainz, D. Martínez Izquierdo
Arkeoikuska: Investigación arqueológica, ISSN 0213-8921, Nº. 2013, 2013, págs. 67-72

Iruña/Veleia: III Campaña (UPV)
Julio Núñez Marcén, Garbiñe Dilla Rabilero, D. Martínez Izquierdo
Arkeoikuska: Investigación arqueológica, ISSN 0213-8921, Nº. 2012, 2012, págs. 66-71

Iruña / Veleia: II Campaña (UPV)
Julio Núñez Marcén, Garbiñe Dilla Rabilero, D. Martínez Izquierdo, P. Pardo Fuentes, Silvia Saiz Alonso
Arkeoikuska: Investigación arqueológica, ISSN 0213-8921, Nº. 2011, 2011, págs. 96-102

Iruña/Veleia: I Campaña
Julio Núñez Marcén, Garbiñe Dilla Rabilero
Arkeoikuska: Investigación arqueológica, ISSN 0213-8921, Nº. 2010, 2010, págs. 71-79

Por el resto no constan publicaciones  por parte de Julio Nuñez sobre sus trabajos en Iruña Veleia.
Entonces Nuñez incumple por completo lo estipulado en su propio Plan director de 2010 sobre publicaciones:

Diseño y programación de publicaciones y presentaciones científicas (p. 165-166)
Siguiendo el ejemplo de los equipos de investigación de otros yacimientos con entidad suficiente, como el que nos ocupa, es necesario también abordar el diseño de una política editorial que difunda, en este caso a nivel profesional y científico, los resultados anuales y también conclusivos de las excavaciones arqueológicas y actividades asociadas llevadas a cabo en él. Publicaciones que deberían de cumplir con unos requisitos mínimos de información necesaria para reflejar, convenientemente, los trabajos gestionados y llevados a cabo por el equipo encargado de la ejecución de este Plan Director, con independencia de los anuarios obligatorios, y de todos conocidos, que resumen y describen mínimamente las actividades que tienen que ver con las actuaciones arqueológicas realizadas en nuestra comunidad autónoma.

El formato a elegir de esta publicación –papel o electrónico- no es competencia, en este momento, de los redactores de este Plan Director, por lo que sólo sugerimos la posibilidad de que se realizase en ambos formatos, con la intención de compartir información inmediata con otros yacimientos europeos que dispongan de dispositivos informáticos de este tipo, hasta ahora muy pocos todavía, y a la vez mantener el intercambio de publicaciones tradicional que, aprovechando la larga tradición de la que dispone, en este sentido, nuestra Universidad, podría ser muy provechoso.
En cuanto a los informes anuales, que consideramos obligatorios, el índice de los mismos debería, como mínimo, contemplar los siguientes campos:

5. Introducción.
En la que los temas tratados deberían ser: A) Marco legal de la intervención; B)
Entidades u organismos de financiación de la ejecución; C) Descripción geográfica general de los trabajos emprendidos y situación.

6. Memoria anual de actividades.
En este segundo punto deberá reflejarse todo tipo de actividades relacionadas con el proyecto a lo largo del año, desde simples charlas, o visitas específicas,a actividades de mayor entidad relacionadas con la conservación, la difusión e, incluso, el tratamiento paisajístico o la restauración. En resumen, todo aquello relacionado con el yacimiento que no derive directamente de la actividad propiamente arqueológica.

7. Equipo.
En este punto resulta evidente que se debería recoger la identidad de todos y cada uno de los participantes en el proyecto anual, independientemente de su función o cometido, indicando la labor realizada por cada uno de ellos en el yacimiento.

8. Informe arqueológico.

Es el punto básico en que debe ofrecerse al lector especialista las novedades producidas durante el período anual de excavación y que también debería de seguir unas pautas de guion mínimas:
4.1- Planteamiento.
En este punto deberían reflejarse de forma clara los interrogantes científicos que motivan la intervención arqueológica emprendida.
4.2- Descripción.
Aquí deberán recogerse los resultados arqueológicos, ordenados estratigráficamente de más moderno a más antiguo, describiendo la morfología de la diferentes unidades excavadas, así como de los principales argumentos interpretativos y cronológicos.
4.3- Conclusiones.
Obviamente, se trataría en este punto de recoger sintéticamente la información histórica derivada del análisis estratigráfico y cronológico explicitado anteriormente.
4.4- Listado de unidades.
Aunque no es frecuente reflejar este registro en las publicaciones habituales, creemos que se trata de un elemento esencial para los especialistas que año a año puedan seguir esta publicación, ya que desde este simple listado, lógicamente numerado, el lector especializado puede evaluar convenientemente la coherencia y rigor de la intervención.

9. Abstract.

Sencillamente se trataría de ofrecer un resumen en inglés de los resultados de la campaña de excavación a la que se refiere el informe.

10. Bibliografía.

Recogida de los materiales editados utilizados en la confección del informe, así como de todos aquellos que se refieran al yacimiento editados durante el año de referencia.
El actual director no cumple ni mínimamente con las prescripciones de su propio Plan Director relacionado con el tema de publicaciones.

En el informe final del Caso Iruña Veleia de la Ertzaintza encontramos dos citas interesantes sobre los hallazgos de Nuñez:

"Julio NÚÑEZ manifestó que el número de grafitos habituales localizados en el sector del "macellum" es numeroso, destacando un altar o ara romana con la inscripción "Veleia""

Por último, según las manifestaciones de Julio NUÑEZ, que se remitieron al Juzgado, desde que él es el Director de la excavación, ninguno de los grafitos localizados en el yacimiento puede considerarse "excepcional". A fecha de la presente, sigue siendo el director de la excavación.

¿Julio Nuñez está escondiendo sus grafitos, porque podrían ser utilizados como argumentos pro verdad en el ambito justicial?

¿Julio Nuñez es capaz de coordinar un yacimiento de la envergadura de Iruña Veleia, de liderar su explotación y dinamización, de divulgar sus resultados científicos, o simplemente de llevar las excavaciones adelante?

La respuesta a la primera cuestión desconozco, en el caso de la segunda pienso que no es capaz.