11 marzo 2013

El extraordinario viaje de Piteas de Masilia


Libro.

El arqueólogo inglés Barry Cunliffe se destaca, después de una impresionante carrera como investigador,  como escritor de libros divulgativos sobre arqueología con mucha profundidad. Recientemente he leído El extraordinario viaje de Piteas de Masilia (The Extraordinary Voyage of Pytheas the Greek: The Man Who Discovered Britain).



El relato de Piteas de Masillas,  Sobre el Océano (Περί τοῦ Ὠκεανοῦ) publicado ca. 422 a. de la era común, es un especie de periplo* de lo que es el primer viaje registrado hacia Gran Bretaña y el Mar del Norte desde el mundo clásico, ambos lugares de un interés económico de primera, primero por el mineral casiterita, esencial para hacer bronce, y segundo por el ámbar. Se compara el viaje de Piteas con el de Colón, o el trabajo Galileo o Darwin, aunque hay destacar también el viaje de Eutimeno del siglo VI a. de la era común más allá de los Pilares de Hercules hasta Senegal.
Viaje de Piteas version Cunliffe




Aparte de intentar reconstruir el viaje, Cunliffe evoca la vida contemporáneo, las colonias griegas en el mundo mediteraneo occidental, y nos introduce en la astronomía griega.
Piteas realizó durante su viaje trabajos científicos como cálculos de posiciones de latitudes, cálculos del tamaño de Gran Bretaña sorprendentemente precisas, observaciones del sol cerca del círculo polar (estuvo en Thule, probablemente se refiere a la isla Smøla de Noruega, 3º al sur del circulo polar, o quizás Islandia como Cunliffe sostiene).

 El libro de Piteas no se conservó directamente pero a través de citas en historiadores y geógrafos clásicos (Polibio, Diodoro, Apolonio de Rodas, Gémino de Rodas, Plinio el Viejo, Estrabón, Marciano) conocemos detalles y sus mediciones astronómicos de latitud. Muchos autores le consideraban un impostor y un mentiroso (Polibio, Estrabón).

El libro da mucho importancia a las relaciones mercantilas con las tierras barbaras, y especialmente al negocio del mineral de estaño, la casiterita (estaño en griego es Κασσίτερος), esencial en la producción de bronce, y para el mediterráneo occidental su fuente fue Cornwall (Cornualles), en el sur oeste de Inglaterra. Los fenicios que tenían parte del monopolia del negocio de casiterita designaron al desconocido Gran Bretaña e Irlanda como Cassiterid.

Ningún geógrafo conocido de la antigüedad sabía donde estaban las islas del casiterita. Nunca había contacto directo, únicamente a través de intermediarios que defendían ansiosamente los origenes de este mineral de valor geostratégico. Eran el objeto de todo tipo de especulaciones. Hasta Estrabón les situó al norte de la Península Iberica.

El mineral llegó probablemente por diferentes vías, por mar  a través del monopolio de los fenicios, que lo recibieron de los intermediarios probablemente en la costa de Galicia, y problamentente a través de los galos por tierra.

Piteas visitó los centros de distribución en Bretaña y las minas mismas del caseterita en Cornwall, pero continuó su viaje al norte a través del Mar de Irlanda, bordeando la costa oeste de Gran Bretaña, calculó por ejemplo en su viaje la circunferencia de Gran Bretaña en  4740 millas con solo un 10% de error.

Realiza mediciones del ángulo del sol el día de los solsticios de verano en lugares como Masilia, Bretaña, las Orcadas (al nore de Escocia y cerca del circulo polar). En realidad medía la longitud de la sombra de un palo vertical de una longitud conocida, y gracias a estas valores podemos con certeza concluir que fue efectivamente es en estas latitudas (la precisión es sorprendente). Pretende de haber estado a un día de navegación de la banquisa (hielo del mar), y menciona un día de 22 horas, en lo que se llama Ultima Thule (se duda entre Islandia y una isla delante de la costa de noruega, cerca del circulo polar).

A la vuelta busca los orígenes del ambar. Probablemente llega a unas de las islas delante de la costa de Dinamarca donde se comercializa el ámbar báltica.

Da numerosos detalles sobre los tribus y los paisajes y costas que visita, empieza de esta manera la historia de las costas del Mar del Norte. Geógrafos tardarán dos cientos años más en visitar estas zonas, y a otras a penas llegarán durante la antigüedad.

Este relato nos da una comprensión del profundo conocimiento geográfico que tenían los griegos a nivel practico, lo que es sorprendente para no especialistas. Siempre nos quedamos con unas generalidades cientifico-filosoficas pero en realidad tenían un sistema de georeferencia como se aplica ahora en los gps, con la excepción que tenían que medir las posiciones a mano. También nos deja ver que en el norte y noroeste había grandes intereses estratégicos. Los celtas eran los mejores metalurgistas, pero lo que les falta era la tradición escrita para poder contarnos.

*) periplo, segun la RAE: (Del lat. periplus, y este del gr. περίπλους).Obra antigua en que se cuenta o refiere un viaje de circunnavegación.

PARA SABER MAS:


  1. http://en.wikipedia.org/wiki/Pytheas
    Excelente relato.
  2. Barry Cunliffe
    The Extraordinary Voyage of Pytheas the Greek
    Penguin books 2002 
  3. Otros libros en inglés sobre Pytheas