29 marzo 2013

Fraude científica

Como aficionados de la arqueología o historia, muchas veces sentimos un tremendo respeto por los investigadores, y seguro que en muchos casos bien merecido. Pero en realidad creo que la calidad de muchas publicaciones no es tan alto que nos imaginamos y que científicos utilizan su fama a base de artículos anteriores para hacer colar nuevos artículos de no tan alta calidad. En ciencias históricas será bastante difícil de detectar fraudes, y la verdad es que se oye muy poco de fraudes en este campo, lo que no significa que no existe.

En un reciente estudio en Bélgica sobre publicaciones en medicina (más fácil de comprobar debido al registro de pacientes y datos) se llega a la alucinante conclusión que uno de cada 12 investigadores reconoce maquillar sus datos (26% reconocen no tomar en cuenta determinados datos, 3,2% reconoce esconder datos que contradicen sus conclusiones, y 4,1% admite adaptar sus datos para complacer al organismo que le subvenciona). Como razón más importe indican la presión de publicar para obtener financiación. Más de 50 considera que la presión para publicar amenaza seriamente la validez de los resultados de investigación publicados.

El número de artículos retirados después de su publicación en revistas internacionales ha aumentado de unas decenas al año en los años 80, hasta más de 600 el año pasado. En realidad estos artículos pasaron todos los filtros de 'peer review'.

Existe una página web dedicado al fraude científica/retirada de artículos:   Retraction Watch

Leyendo algunos casos uno no puede escapar de la idea que entre científicos existen tantos estafadores como en resto de la sociedad, y que un científico no necesariamente es honesto.

Me parece un reto aplicar este control también a las ciencias históricas.

Para saber más:


  1. Wetenschapsfraude: de harde cijfers (Fraude científico: las cifras duras).
    EOS Maandblad over wetenschap. Nr. 4 / april 2013: 24-33.
  2. The Office of  Research Integrity
    Con ejemplos muy detallados de fraude científicos, y un caso dramatizado.
  3. Retraction Watch
    Blog con una reputación seria sobre articulos retirados y prácticas fraudulentas en ciencia, con varios artículos al día.