25 febrero 2013

La excavadora de Nuñez

Por Koenraad Van den Driessche, geólogo.

Relacionado con el hallazgo de la ara con la inscripción VELEIA queremos recordar el estilo de excavación que hemos observado de Profesor Nuñez, actual director del yacimiento. Siempre nos ha preocupado desde SOS Iruña Veleia los métodos agresivos con la estratigrafía que ha manejado el actual director. Al final una excavación debe ser un registro completo, y no únicamente el registro  de los estratos de interés personal.

Ahora también nos hemos quedado con la duda. Como fue exactamente el descubrimiento de la ara, aparentemente fortuita "durante trabajos de acondicionamiento de los accesos al oppidum" como afirma la Diputación Foral de Álava en su nota de prensa:

Este fragmento de ara de piedra caliza apareció durante los trabajos de
acondicionamiento de los accesos al oppidum, muy cerca de la puerta sur de la
muralla (...)
Esta foto da la impresión que la parte superior ha sido tocado por la pala de una excavadora.
No se ve ningún contexto de excavación regular.

Desde está preocupación queremos recordar el pasado y aportar aquí de nuevo la opinión de varios expertos internacionales sobre la metodología de Nuñez documentado en 2010.




En 2010 se iniciaron las nuevas excavaciones en Iruña-Veleia, dentro del Plan Director de Julio Núñez. Su modus operandi no podía ser más sorprendente, dentro de un proyecto de investigación, ya que una gran máquina excavadora estuvo trabajando a gran velocidad sin un adecuado control arqueológico para abrir 8000 m2 de extensión. La eliminación mecánica de estratos arqueológicos sin la preceptiva documentación, la pérdida y rotura de materiales arqueológicos asociados y la afección a estructuras arqueológicas, era tan evidente, que nos vimos en la obligación de denunciar públicamente los hechos.

También lo hicimos ante el Juzgado que archivó el caso en primera instancia al no considerar indicios de delito. Pero el Juzgado no ha evaluado la corrección o incorrección del método arqueológico empleado, ni si se produjo, o no, destrucción de Patrimonio. Simplemente se dieron como válidas las explicaciones dadas por un técnico de diputación, en las cuales se justificaban los hechos.
Sin embargo, contamos con un detallado informe técnico en el que se evalúa negativamente el método arqueológico empleado por Núñez, así como el grado de destrucción de su excavación sobre los niveles estratigráficos yacimiento, en base a la documentación gráfica existente y a los resultados de anteriores trabajos arqueológicos en la zona.

El informe en cuestión está avalado por la opinión de especialistas de 8 países diferentes: Alemania, Eslovenia, España, Estados Unidos, Gran Bretaña, Grecia, Hungría y Polonia. Todos ellos son unánimes y contundentes. Concluyen confirmando que la excavación de Núñez de 2010 ha supuesto destrucción de Patrimonio arqueológico y que la metodología empleada no es, ni muchísimo menos, la correcta.

El Prof. Núñez inspecciona el vaciado del yacimiento con maquinaria pesada, con un promedio ininterrumpido de 2,5 camiones por hora (*). Hemos observado hasta 7 minutos para cargar un camión.

Algunas citas de sus evaluaciones (la traducción al castellano es nuestra):

(H) Estoy de acuerdo con los planteamientos expuestos en la evaluación adjunta, que he revisado. Las secuencias estratigráficas registradas en los sondeos revelan una compleja estratigrafía presente en el yacimiento antes de las remociones mecánicas. Me parece que muchos estratos (o capas) que representaban múltiples episodios culturales han sido destruidos durante la excavación mecánica del yacimiento.
(L) Totalmente. En una excavación que no sea de rescate el arqueólogo no tiene ningún derecho a escoger entre los materiales arqueológicos y, en consecuencia, destruir lo que no sirve. En fin, jamás se puede justificar el objetivo de llegar lo más rápido posible al estrato que más le interesa. Es altamente inmoral profesionalmente.
(I) En este caso el uso de maquinaria pesada en la excavación es altamente inusual dado que significativo material cultural se encuentra a unos centímetros de la superficie agrícola. No veo ninguna evidencia o documentación de sondeos por parte de Nuñez, que debieran haber sido utilizados para revelar la naturaleza de la estratigrafía de la zona que se contemplaba excavar. Por eso, el Profesor Núñez no ha actuado según los procedimientos reconocidos internacionalmente para el comienzo de excavaciones en un área de reconocida importancia cultural. En base al trabajo llevado a cabo previamente en Iruña-Veleia, está claro que el yacimiento alcanza una área muy extensa todavía no excavada. El Profesor Núñez parece tener prisa y por lo tanto ha violado los estándares de su profesión.
(*) Unos 6000 m3 desplazados en 20 días laborales, son 300 m3 al día, o 20 camiones de 15 m3 al día, corresponde a unos 2,5 camiones por hora, contando con un día laboral de 8 horas!

PARA SABER MÁS

  1. Descargar el informe presentado a los respondientes y sus comentarios:
    INFORME SOBRE ESTIMACIÓN DEL NIVEL DE AFECCIÓN
    COMENTARIOS DE LOS PERITOS EXTERNOS
  2. LOS CUESTIONABLES INICIOS DEL NUEVE PLAN DIRECTOR PARA IRUÑA-VELEIA
    (O lo que mal empieza peror sigue)
    SOS Iruña Veleia Newsletter 2