09 mayo 2018

Noticias judiciales: la fiscalía pide 5 años de carcel y la Diputación Foral de Álava 7,5 años





Los medios de comunicación hacen hoy echo de las acusaciones formuladas por respectivamente la fiscalía y la Diputación Foral de Álava en el caso de Iruña Veleia. 
 
Todavía no se conoce fecha del juicio. Llamativo en las acusaciones es que la Fiscalía pide 5 años y multas e indemnizaciones de centenares de miles de euro para Eliseo y Oscar, y dos años y medio para Ruben Cerdan. La Diputación Foral pide 7 años y media por Eliseo y Oscar, y 3 años y nueve meses para Ruben Cerdan. Descart sigue teniendo un lugar prominente.

Sin ninguna vacilación seguimos creyendo en la absoluta inocencia de Eliseo y Oscar, y en la absurdidad de las acusaciones. Ahora es el momento en que se deben prepar los argumentos para contradecir las gravísimas acusaciones. 
Tengo un gran deseo. Que la justicia española sea capaz de organizar un juicio justo y con garantías, no como la fase de instrucción, donde a mi entender y según mis criterios la irregularidad y la indefensa ha sido la norma.
Espero que adelante se sigue la lógica y la duda cartesiana...

https://www.berria.eus/paperekoa/1753/022/001/2018-05-09/irua_veleia_auzian_zazpi_urte_eta_erdira_arteko_zigorrak_eskatu_dituzte.htm

'Iruña-Veleia auzian' zazpi urte eta erdira arteko zigorrak eskatu dituzte

Arabako Foru Aldundiak eta fiskaltzak akusazio idatziak aurkeztu dituzte Eliseo Gil, Oscar Escribano eta Ruben Manuel Cerdanen aurka. Ondarearen aurkako kalteak eta iruzurra leporatzen dizkiete


Iruña-Veleiako aztarnategian aurkitutako piezen artean hainbatek euskarazko idatziak zituztela azaldu zuten aukikuntzaren berri eman zutenean.
Iruña-Veleiako aztarnategian aurkitutako piezen artean hainbatek euskarazko idatziak zituztela azaldu zuten aukikuntzaren berri eman zutenean. BERRIA


2018ko maiatzak 9
Epaiketa egunik ez du oraindik, baina Iruña-Veleia auziak beste urrats bat egin du aurrera auzitegietan. BERRIAk jakin ahal izan duenez, Arabako Foru Aldundiak eta Arabako Fiskaltzak akusazio idatziak aurkeztu dituzte orain gutxi Arabako I. Instrukzio Epaitegian. Horietan, ahozko epaiketa egitea eskatzearekin batera, akusazioek hiru auzipetuentzat galdegin dituzten zigorrak jasotzen dira. Eliseo Gil aztarnategiko zuzendari izandakoaren aurkako eskaerak dira handienak: ondarearen aurkako delitua eta iruzur delitua leporatuta, zazpi urte eta erdiko espetxe zigorra eskatzen du aldundiak haren aurka, eta bost urte eta erdikoa, aldiz, fiskaltzak. Ia 300.000 euro arteko isun ekonomikoak ere galdegin dituzte auzipetuen aurka akusazioek.

Bai aldundiak bai fiskaltzak tesi berari eusten diote hiru auzipetuen aurka, baina denei ez dizkiete delitu berak egozten, ez eta zigor berak eskatzen ere. Aldundiaren zein fiskaltzaren arabera, Eliseo Gil eta Oscar Escribano arkeologoak lirateke Arabako aztarnategian aurkitu zituzten piezak ustez faltsutu zituztenak, eta haiek egin zituzten ostraketako idazkiak, «prestigio profesionala lortzearren». Ruben Manuel Cerdan fisikari nuklearrari, berriz, pieza horien egiazkotasunaz idatzi zituen hiru txostenen harira, iruzurra egin izana egozten diote.

Gilen aurka, esan bezala, akusazioen eskariak ez dira berdinak, baina bat datoz leporatzen dizkioten delituetan. Escribanoren aurka, berriz, hiru urte eta bederatzi hilabeteko espetxe zigorra eskatzen du aldundiak, ondarearen aurkako kalteen delitua egotzita; fiskaltzak, aldiz, delitu horrez gain, iruzurra ere leporatzen dio —Gili bezala—, eta bost urte eta erdiko kartzela zigorra eskatzen du haren kontra. Cerdani, azkenik, iruzurra egozten diote bi akusazioek; hiru urte eta bederatzi hilabeteko espetxe zigorra eskatzen du aldundiak haren aurka, eta bi urte eta erdikoa, berriz, fiskaltzak.

Espetxe zigorrez gain, auzipetuen aurkako isunak ere galdegin dituzte akusazioek. Aldundiak eskatzen du auzipetuek kalte-ordainak eman diezaizkiotela: Gilek eta Escribanok 286.600 eurokoa, bata, eta Gilek eta Cerdanek 12.580,20 eurokoa, bestea. Fiskaltzaren ustez, berriz, Gilek eta Escribanok Eusko Jaurlaritzari pagatu beharko liokete 285.600 euroko kalte-ordaina, eta aldundiari, berriz, 12.490,20 eurokoa, hiru akusatuen artean. Kasu guztietan, aztarnategian lanean aritu zen Lurmen SL enpresa egiten dute erantzule zibil subsidiario. Espetxe zigorrez eta isunez gain, auzipetuak inhabilitatzeko eta auzibidearen kostuak haiek ordaintzeko ere eskatu dute.

Iruña-Veleiako aztarnategian ustez izan ziren faltsutzeen kasuak ia hamar urte daramatza auzitegietan. Arabako Foru Aldundiak 2002. urtean eman zion Lurmen enpresari aztarnategian indusketak egiteko baimena, hamar urterako. 2006ko ekainean, Kristo ondorengo III. mende inguruko 400 piezatik gorako multzoa aurkeztu zuten Gilek eta bere taldeak jendaurrean, eta «ezohiko» sorta garrantzitsua zela azaldu. Baina susmoak piztu zituen aurkikuntzak handik gutxira, eta aldundiak ikerlari talde bati aholkua eskatu zion. 2008ko azaroan, idatziak faltsuak zirela ondorioztatu zuen batzorde horrek, eta auzitara jo zuen aldundiak.

Bi akusazioek beren idatzietan nabarmendu dute idazki guztiak piezen garbiketa prozesuan agertu zirela, inork ez zituela lehenago ikusi, eta Gilek eta Escribanok faltsutu zituztela. Halaber, «manipulatutako piezei ustezko fidagarritasun zientifiko bat emate aldera», bi akusatuek Cerdanengana jo zutela diote; hiru txosten egin zituen hark, ustezko analisi batzuetan oinarrituta, baina, akusazioen arabera, analisi horiek ez ziren sekula egin.

Ahozko epaiketari begira, 21 lagun lekuko gisa deitzeko eskatu du fiskaltzak, baita aditu eta dokumentu bidezko frogak aurkezteko ere. Gauza bera egin du aldundiak, hogeitik gora peritu eta 30etik gora lekuko proposatuta.

Eskaera «bidegabeak»

Aldundiak eta fiskaltzak egindako eskaerak «sinestezinak eta bidegabeak» direla uste du Juan Martin Elexpuru SOS Iruña-Veleia plataformako kideak. «Ez dago frogatua faltsutasuna, eta zazpi urte eta erdiko espetxe zigorra eskatzen dute». Haren iritziz, aldundiak aurkeztutako arrazoibideek akusazioen atzean dagoen «zorakeria eta zabarkeria» adierazten dute. «Aipatzen dute grafologia, baina Ertzaintzaren txostenetan esaten da grafologiak ez duela balio halako gai bat aztertzeko», aipatu du adibide gisa.

Aldundiak deituriko «peritu kopurua» ere zentzugabea dela uste du: «Horietako batzuek ez dute auzian parte hartu ere egin. Agian, kereila jarri duena izanda, normala izango da, baina fiskaltzaren kasuan, benetakotasunaren aldeko txostenak egin dituen inor ez du deitu deklaratzera. Bakarrik parte batekoak deitu ditu. Neurrigabea da alde guztietatik».

Auziaren instrukzioak «inolako justifikaziorik gabe» iraun du bederatzi urtez, Elexpururen iritziz. «Modu artifizialean luzatu dute dena, usteltzeko asmoarekin». Urtarrilean jakinarazi zuen Arabako Probintzia Auzitegiak epaiketa egiteko nahikoa motibo bazegoela, eta, Elexpururen ustez, «gehiegizkoa» izan da orduz geroztik igarotako denbora ere.
++++++++++++++++++++++++++++++++
En Gara:
https://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20180509/las-acusaciones-piden-hasta-siete-anos-y-medio-de-prision-para-los-acusados-del-caso-iruna-veleia
Las acusaciones piden hasta siete años y medio de prisión para los encausados del caso Iruña-Veleia

La Diputación de Araba y la Fiscalía han solicitado penas de entre siete años y medio y dos años y medio de prisión para Eliseo Gil, Óscar Escribano y Rubén Cerdán, los tres acusados por el caso del yacimiento arqueológico de Iruña-Veleia. Asimismo, las acusaciones piden cerca de 300.000 euros de sanción.
naiz|09/05/2018 11:32 Actualizada: 12:05

La Fiscalía y la Diputación de Araba, que también actúa como acusación en el caso de Iruña-Veleia, han presentado en los Juzgados de Araba los escritos de acusación. Junto a demandar la apertura de juicio oral, han realizado las peticiones de condena, después de que la Audiencia Provincial de Araba confirmase en enero la existencia de indicios suficientes para juzgar.

Así, las peticiones más lata son para Eliseo Gil, director del yacimiento arqueológico de Iruña-Veleia. La Diputación pide siete años y medio de prisión y la Fiscalía cinco años y medio por delitos contra el patrimonio y daños. Acusan tanto a a Gil como a Escribano de haber actuado con «ánimo de obtener no solo un beneficio económico, sino también un prestigio y reconocimiento profesional», y que acordaron elaborar en 2005 «informes falsos» para demostrar la autenticidad de los grafitos. Por su parte, Cerdán está acusado de falsear los informes.

Así, la Fiscalía pide cinco años y medio para Escribano por delitos contra el patrimonio y estafa. La Diputación, sin embargo, le hace responsable tan solo de los delitos contra el patrimonio y pide tres años y nueve meses de prisión.

Contra Cerdán, del mismo modo, la Diputación pide tres años y nueve meses de prisión y la Fiscalía dos años y cinco meses, por estafa.

Asimismo, la Diputación pide unas sanciones económicas de 286.600 euros para Gil y Escribano y otra de 12.580 para Gil y Cerdán. La Fiscalía, por su parte, reclama un pago de 285.600 euros de Gil y Escribano a Lakua y otra de 12.490 euros a pagr entre los tres acusados.

El Correo

Piden 5 años y medio de cárcel para el exdirector del yacimiento Iruña-Veleia

El Ministerio Público reclama también que Gil y su trabajador indemnicen de forma conjunta y solidaria al Gobierno Vasco con 285.600 euros por los daños causados en el patrimonio cultural
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

ELCORREO.COM
http://www.elcorreo.com/alava/araba/piden-anos-medio-20180509162230-nt.html

Miércoles, 9 mayo 2018, 16:23

La Fiscalía de Álava ha pedido cinco años y medio de cárcel para el exdirector del yacimiento arqueológico alavés de Iruña-Veleia, Eliseo Gil, por delitos sobre el patrimonio histórico y estafa.


El pasado enero, la Audiencia Provincial de Álava confirmó la existencia de indicios suficientes para juzgar a Gil y a dos personas más por la presunta falsificación de grafitos considerados históricos.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

Los hallazgos que se cuestionan, localizados entre 2005 y 2006 bajo la gestión de la empresa Lurmen, de la que era administrador Gil, son unos grafitos escritos en cerámicas de los siglos III, IV y V que, cuando se presentaron en público, en junio de 2006, fueron calificados de históricos porque, entre otras cosas, adelantaban al siglo III la aparición del euskera y la entrada del Cristianismo. Sin embargo, supuestamente fueron hechos por los acusados.

Ahora la Fiscalía ha pedido la apertura de juicio oral y ha presentado su escrito de acusación, hecho público hoy, en el que solicita para Gil un total de cinco años y medio de cárcel por un delito continuado sobre el patrimonio histórico y otro de estafa en concurso con un delito de falsedad en documento privado, así como una multa de 7.200 euros. La misma pena de cárcel y multa solicita para un segundo acusado, trabajador de Lurmen. Además pide que ambos sean inhabilitados para ejercer cualquier tipo de trabajo en yacimientos arqueológicos y para solicitar subvenciones o ayudas públicas en relación con esta ciencia durante el tiempo de la condena. Para el tercer imputado, un colaborador de Gil, la Fiscalía solicita dos años y seis meses de cárcel por un delito continuado de estafa en concurso con otro de falsedad en documento privado, así como que se le inhabilite para solicitar cualquier subvención o ayuda pública relacionada con la arqueología durante el tiempo de la condena.

El Ministerio Público reclama también que Gil y su trabajador indemnicen de forma conjunta y solidaria al Gobierno Vasco con 285.600 euros por los daños causados en el patrimonio cultural y que los tres acusados abonen a partes iguales a la Diputación de Álava, propietaria del yacimiento, 12.490 euros en concepto de responsabilidad civil.

En su escrito, el fiscal recuerda que Gil dirigía las excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Iruña-Veleia, en Iruña de Oca (Álava), entre 1994 y 2008 y que entre los meses de junio de 2005 y junio de 2006 este y uno de los imputados causaron «desperfectos» en 476 piezas encontradas en el yacimiento con el objetivo de dotar a las mismas de un «pretendido valor histórico-cultural-religioso que no tenían». Así rayaron la superficie de esas piezas «a los efectos de realizar sobre ellas las supuestas inscripciones excepcionales, deteriorando así de forma irreversible piezas tardo-romanas auténticas», remarca el fiscal.

Además y con la intención de dotar de una supuesta fiabilidad científica a las piezas manipuladas y obtener un beneficio patrimonial que no les correspondían, Gil y su trabajador se concertaron con el tercer imputado, quien afirmaba falsamente que era físico nuclear, para llevar a cabo tres informes sobre las piezas basados en analíticas que nunca se llegaron a realizar, siempre según la Fiscalía.

Los informes fueron remitidos a la Diputación alavesa que abonó por dos de ellos 12.500 euros. En las conclusiones de esosen época reciente para inscribir en ellas los grafitos que mostraban y añadía que los análisis se habían hecho en unos «laboratorios de espectroscopia nuclear» en Francia. «Sin embargo, tales análisis no existieron en realidad, ni fueron adjuntados al informe, siendo una mera invención del acusado para dotar de credibilidad» al mismo, indica el fiscal.

Ante la sospecha de falta de autenticidad de los llamados «grafitos excepcionales» en enero de 2008 la Diputación alavesa -también personada en este proceso como acusación- creó una comisión científica asesora que determinó que no eran auténticos. Finalmente, la entidad foral presentó en marzo de 2009 la querella que ha dado origen a esta causa.

La Fiscalía recuerda que la dirección de Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco ha estimado los daños causados al patrimonio en 600 euros por cada una de las 476 piezas arqueológicas dañada, lo que supone un total de 285.600 euros.