30 abril 2018

Uler ezak lenago ta itz egik geroengo*

*'Entiende primero y habla despues' (1596).
Joseba Lakarra Filologi-ikerketak Refranes y Sentencias-ez: Historia eta kritika", Enseiucarrean 13 (Deustuko Unib.), 1997, 23-76.).

Muchos 'aficionados' y menos 'aficionados' compartimos la preocupación de que los estudios de las raíces del euskera y su cultura están estancadas, o en vía de desaparición. Muchos filólog@s extranjer@s se interesan por el euskera como ventana a evoluciones lingüísticas prehistóricas, y al mismo tiempo su estudio en Euskal Herria parece más bien estancada. En varios posts ya se han criticado algunos investigadores actuales por ser por un lado demasiado 'cuadriculado' y excéntrico, y por otro lado bloquear cualquier iniciativa en búsqueda de relaciones entre el euskera y idiomas antiguos como el paleosardo o la lengua íbera, o sustratos vascónicos de lenguas europeas, aplicando de manera fundamentalista criterios de la lingüística comparativa, y además de manera autista sin interesarse ni la genética o la arqueología.

Una vez hecho esta observación quiero proponer un especie de programa de investigación para aprender sobre el euskera entre las lenguas europeas y la prehistoria europea. Yo por mi parte quiere emprender este viaje, y quiero dejar mis notas de viaje en AmaAta (buscando al padre y la madre del euskera...). Quiero hacer este viaje escuchando a los mejores expert@s, no solo para aprender sobre hechos históricos sino para también aprender sobre sus metodologías y sus dudas. Mi plan de viaje es leer los libros, capítulos de libros y artículos que son relevantes, pero espero también encontrar aquí acompañantes para profundizar las lecturas. 

El viaje es ambicioso. Quiero viajar por el espacio genético, prehistórico y lingüístico. Evidentemente siempre soló seré un viajero diletante, pero solo es la responsabilidad del viajero buscar lugares dignos de visitar y de preparar una ruta interesante, y de disfrutar del viaje. 
No sabemos hasta donde nos va a llevar el viaje y qué vamos a encontrar, tampoco si voy a ser capaz de terminarlo. Ya veremos.

Dicho esto, me imagino que el viaje me llevará por lo menos a entender algo de las migraciones prehistóricas y su relación con idiomas, o algo de eso, y el lugar de los vascos entre ellos. Eso espero.

Entiendo que son tiempos emocionantes gracias a los avances en el ámbito de la genética, donde desde que los precios de la secuenciación de ADN han disminuido unos diez mil veces, cada vez más genomas antiguos enteros son publicados, con los vascos y los sardos en la punta de mira de diferentes grupos de investigación. Esto admite comparar genomas enteras en vez de fragmentos pequenitos como en la primera década del siglo XX. En este sentido no solo el ADN humano es estudiado pero también el de los organismos que nos rodean tantos salvajes, como domesticados, igual que enfermedades. ¿Pueden epidemias terribles de la peste al final del neolítico haber tenido influencia en la evolución de las lenguas europeas? La genética de la bacteria de la peste parece contar alguna historia.

Aprovechando mis conocimientos de geología, quiero sintetizar los cambios ecológicos y climatológicos durante el paleolítico, pero también durante el Holoceno, intentando relacionarlos con cambios arqueológicos y migraciones, y tal vez sugieren indirectamente algo sobre idiomas.

Como no soy de humanidades, viajaré también por la teoría lingüística, y me imagino por la sociolingüística, buscando respuestas sobre como cambian idiomas y por qué cambian. ¿Por qué algunas palabras parecen conservarse miles de años, o quizás más de diez mil años? ¿Existen mitos paleolíticos?

El viaje quiero empezar en un punto de gran relevancia para la humanidad: el momento en que los sapiens entran en Europa desde el Levante y su encuentro con otro especie humano, los neanderthal. La investigación relacionada con este encuentro es una buena oportunidad de aprender sobre la genética humana, lo que nos hace ser humano, el origen del lenguaje y la cultura. La impresión de este encuentro parece cada vez más compleja, y sugiere que unos aprendieron de otros, y que había relaciones entre ellos, también sexuales que quedan registrados en el genoma del sapiens. 


Geológicamente es también un momento en que el clima empeora, y la bienvenida al sapiens no podría ser peor. Son obligados a migraciones hacia refugios glaciales del sur, tanto los hombres como los organismos. Este empeoramiento climático culmina en el máximo glacial hacia 25.000-20.000 años cuando el nivel del mar es más de 130 metros más bajo que hoy en día con su consecuente emersión de grandes superficies de fondos marinos de mares continentales, de manera que uno podía ir andando desde Euskadi hasta Irlanda. 

Mi intuición me sugiere que durante este encuentro en el refugio franco-cantabro se fraga una rama del euskera, y después del retiro del frio, el hombre y los organismos reconquistaron Europa desde el sur, llevándose quizás algo vascónico. Aunque esta mejora del tiempo no ha sido un fenómeno sin grandes altibajos de temperatura, debido al colapso de grandes glaciares y su efecto sobre la temperatura marina (los enfriamientos del Dryas).

Escena neolítica de Tassili n'Ajjer, en el sur de Argelia, ahora en pleno Sahara. Este Parque nacional, Reserva de la Biosfera y Bien Natural y Cultural del Patrimonio Mundial de la Humanidad es famoso por su arte rupestre de unos 15.000 dibujos que recrea el paisaje antes de la desertificación. Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/04/20/ciencia/1524219983_369281.html



Quizás otra rama del euskera ha venido del este con la revolución neolítica junto con los primeros agricultores...
Supongo que también en algún momento nos encontramos con los kurganes, o sus relativos, estos brutos invasores de la estepa póntica, propuesta por Maria Gimbutas, que sembraron supuestamente el pánico en la Europa Central neolítica. ¿Trajeron ellos enfermedades, como los conquistadores españoles en las Américas que diezmaron a los indígenas americanos? ¿Es este suficiente para explicar una explosión de idiomas indoeuropeos, o hay allí algún error de concepto y fueron procesos muchos más difusos y complejos donde intervinieron los idiomas neolíticos antiguos mismos con los que se mezclaron?

¿Qué es la paleontología lingüística? ¿Existió alguna vez un proto-indoeuropeo hablado? ¿Cual es la evolución de los idiomas europeos? ¿como se relacionan los idiomas europeos más allá de secos arboles genealógicos y cual es la relación con el euskera? ¿Existe una gramática indoeuropea?
¿El Sprachenbund entre vascos, íberos y paleosardos es solo por contacto, o realmente son lenguas relacionadas? ¿tiene sentido de hablar de idiomas como si fuesen organismos biológicos, o se mezclan simplemente como dos líquidos compatibles (y no me refiero a la fonética...)? También hay líquidos que no se mezclan y terminan a separándose... Evidentemente queremos visitar a los celtas vecinos de los vascones y aquitanos y profundizar en la protohistoria de los otros idiomas íberos.

Ojala, durante nuestro viaje el libro de Juliette Blevins, Advances in Proto-Basque Reconstruction with Evidence for the Proto-Indo-European-Euskarian Hypothesis, enciende el debate y convierte el proto-euskera y su relación con el indoeuropeo en un 'hot topic' para el debate. En el Olimpo de Vitoria, algunos ya estarán afilando sus armas fundamentalistas.


Cada uno se imagina cosas antes del viaje que luego igual no son exactamente así...
Como cada viajero que prepara su viajes, busco información en blogs de otros viajeros. Como inspiración para el viaje me llevo la lectura del blog de Maju, https://forwhattheywereweare.blogspot.com.es/ y el Blog de David Sánchez, https://prehistorialdia.blogspot.com.es/ , con también contribuciones de Maju. 

Cada viaje es una reinterpretación personal de lo que han interpretado ya miles de otros viajeros con anterioridad, aunque cada viajero se siente el primero en ver los sorprendentes paisajes del viaje.