20 marzo 2018

Iruña-Veleia: ¡llega el juicio!/Iruña-Veleia: badator epaiketa!

  Personas inocentes en el banquillo de los acusados
·        ¿Joyas de nuestro patrimonio a la basura?
     ¡Enfrentémonos a la injusticia!


Con objeto de idear un calendario de acciones y movilizaciones, haremos una asamblea. Estás invitada/o.     
 24 de marzo, sábado, 10:00,  en el centro Aldabe de Gasteiz
***

17 marzo 2018

Más allá de las narrativas simplistas: los dialectos vascos y la arqueología

El título de este post es un guiño a una sesión del Congreso de la Asociación Europea de Arqueología en Maastricht 2017: "Beyond simplistic narratives: can archaeology, linguistics and genetics go together?"


En este post quiero intentar profundizar en el origen de los dialectos vascos, mano en mano con los libros de Eduardo Aznar Martínez, "El euskera en La Rioja, Primeros testimonios" (2011) y "El euskera en La Rioja y Tierras, gentes y voces (El legado del euskera riojano)" (2017). Creo que en estos libros se ha dicho algo profundo, y algo nuevo y mejor, aunque pone en entredicho la evolución del euskera en el tiempo tal como se narra hoy en día en ámbitos académicos.
Lentamente nos moveremos desde la Facultad de Filología en Vitoria hacia el terreno de La Rioja.

Admito que como extranjero y geólogo, mis conocimientos sobre el euskera son pobres, pero creo y observo que puede ser de ayuda estar completamente fuera del mundo consanguíneo de los estudios vascos de hoy en día, para diagnosticar posibles aberraciones.

Dicen que los más eximios expertos extranjeros o están muertos o están hartos de pelearse con prof. Joseba Lakarra. Obligatoriamente cuando queremos hablar del origen de los dialectos tenemos que
consultarle como especialista del euskera diacrónico. En realidad solo queremos de él un esbozo de cómo el euskera antiguo está estructurado, sin entrar en sus reconstrucciones del proto-euskera moderno / antiguo de las que probablemente no vamos a entender mucho por nuestras propias limitaciones. Para informarnos, he leído uno de sus últimos artículos, publicado en un libro de primera categoría en lingüística que trata lenguas aisladas: "Language Isolates": "Basque and the reconstruction of isolated languages". In Lyle Campbell (ed.), Language Isolates. Routledge 2017, 59-99. Lo encontramos con la indicación [First Version/primera versión] en su página en Academia. Esperamos encontrar en este artículo, que introduce la lengua euskera a lingüistas altamente
cualificados en la lingüística comparativa, la información más actualizada sobre el estado del conocimiento del euskera en la antigüedad y en la antigüedad tardía.

Leer a Lakarra es una experiencia extraña. Sus razonamientos están aderezados con todo tipo de citas que aparentemente no tienen ninguna relación con lo relatado, preferentemente sobre idiomas muy lejanos, y entran de manera forzada en texto. La palabra 'genetico' es omnipresente en el sentido lingüística, como si idiomas fuesen organismos biológicos con ADN propio.

11 marzo 2018

Segóbriga reabre el debate de la J veleyense

Entre las muchísimas afirmaciones sorprendentes de los filólogos de la comisión científica asesora que se pronunció sobre la autenticidad o la falsedad de los grafitos de Iruña-Veleia se encuentran las relativas a la letra J presente en tres de los óstraca y que evidencia un tratamiento fonético palatalizado de la I precediendo vocal, concretamente la U, en el nombre JULIO y en el antropónimo JUPITER. Esto quiere decir que en el siglo III, momento en que están datados esos grafitos, el nombre Iulius del latín clásico ya se pronunciaba de modo análogo a como lo hace el italiano, que por ello escribe Giulio, del mismo modo que escribe el antropónimo Iunius -que no el nombre del mes- como Giunio, o Giunone para referirse al acusativo -forma heredada- del teónimo Iuno (Iunonem en latín clásico), correspondiente al castellano Juno (pues el castellano ha heredado para la advocación de esta diosa el caso nominativo). En cuanto a JUPITER, el italiano escribe este teónimo como Giove, empleando la advocación de Iovis (a partir del acusativo Iovem) que recibía este dios junto con el de Iuppiter en latín clásico; también en la grafía de Giove se observa la misma pronunciación palatalizada de la I precediendo en este caso a la vocal O.