18 enero 2018

¿No es un atentado contra la inteligencia humana acusar a un director de un yacimiento romano de escribir DESCART?



 
Diario Gara 19/1/2018, versión papel


SOS Iruña-Veleia ante la decisión de la Audiencia de Álava de dar paso al juicio oral en el asunto de Iruña-Veleia
El auto de la Jueza de Instrucción
resalta "Descart" (1)
Como es sabido, La Audiencia Provincial de Álava decidió la semana pasada dar luz verde a la vista oral contra los encausados en el asunto de Iruña-Veleia, desoyendo el recurso de la parte querellada que pedía el archivo de la causa. De todas maneras, el auto contiene algunos elementos muy positivos para la defensa de los encausados. Sobresee provisionalmente el delito de “estafa agravada” y “desplazamiento patrimonial”;  es decir, no ve indicios de ánimo de lucro en la supuesta falsificación. Cae, pues, el principal “móvil” que le imputa la acusación. Si no hubo ánimo de lucro por parte de Eliseo Gil, entonces ¿qué móvil pueden proponer ahora los acusadores? También la grafología desaparece definitivamente del escenario. Así pues, queda en pie casi exclusivamente la acusación de daños al patrimonio.
De cualquier forma, consideramos que existían razones más que suficientes para el archivo del caso. De hecho, creemos que jamás se debió llegar a esta situación por los motivos que tratamos de resumir a continuación:
1.- Inexplicablemente, los grafitos en cuestión han estado en manos de la parte querellante, la Diputación Foral de Álava, durante estos largos años. La querella principal contra los miembros de Lurmen es de marzo de 2009, y era ese el momento en el que se debían haber precintado las piezas y depositado en sede judicial. No se hizo así. Las piezas han permanecido en el Bibat, y desconocemos cuándo fueron precintadas; no desde luego en la fecha de la aceptación de la querella. Sabemos sin ningún tipo de duda, pues existen varios testimonios que lo certifican, que un equipo de grafólogos tuvo acceso físico a las piezas a finales de 2009 y principios de 2010. Seguramente otras muchas manos accedieron a ellas. La entonces Diputada de Cultura Lorena López de Lacalle declaraba lo siguiente el 16 de noviembre de 2010: “[las piezas] están en los archivos que tenemos allí [Bibat], hay un protocolo especial para quien vaya a visitarlas, hay que dar el nombre y todo” (Acta del Parlamento Vasco). Está claro que no estaban precintadas.
Es por lo tanto evidente que se ha roto la cadena de custodia de las piezas en litigio; mejor dicho, no ha existido tal custodia, lo cual conllevaría automáticamente en cualquier proceso judicial justo el sobreseimiento del caso.
2.- ¿Cómo se puede juzgar a alguien por falsificador, cuando no está probado que exista falsificación? Es cierto que existen seis informes de la parte querellante (DFA) que inciden en ese sentido, pero no es menos cierto que existen otros veinte presentados por Lurmen  que apuntan en sentido contrario. Invitamos a todo el mundo a que se lea los informes de ambos lados  y a que saque sus propias conclusiones. Nosotros opinamos que no tienen comparación, y que los argumentos en favor de la falsificación han sido ampliamente rebatidos. Nos parece muy significativo que los autores de los informes de la Comisión no se hayan expresado públicamente defendiendo sus argumentos o rebatiendo los de la parte contraria desde 2009. Por otro lado, quién en su sano juicio puede imaginarse que una persona con la formación académica de Eliseo Gil pueda confundirse escribiendo DESCARTES en una cerámica, pretendiendo hacerla pasar por romana?
3.- Llegados a donde estamos, creemos que solamente laboratorios especializados en Arqueometría pueden dirimir la cuestión. Es lo que ha estado solicitando insistentemente Lurmen desde 2009, así como los grupos pro esclarecimiento del tema. Existen laboratorios de este tipo en varios países de Europa. SOS Iruña-Veleia entró en contacto con uno de ellos (British Geological Survey, uno de los más prestigiosos), y recibió de él  un proyecto de análisis de total garantía, acompañado de un presupuesto más que razonable.  Inexplicablemente, tanto la Diputación Foral de Álava como el Juzgado de Vitoria-Gasteiz rechazaron la iniciativa. 
4.-  Ante la insistencia por parte de Lurmen, el juzgado, después de varios intentos fallidos (Guardia Civil, Ertzaintza) encomendó al IPCE (Instituto del Patrimonio Cultural de España), laboratorio del Ministerio de Cultura, la realización de analíticas. Dicho centro, incumpliendo el plan acordado, evitó deliberadamente estudiar los grafitos en hueso y ladrillo ­ ­las más fáciles y fiables a la hora de datar y analizó solamente grafitos en cerámica. Su informe titulado Análisis de fragmentos cerámicos con grafitos del yacimiento arqueológico romano de Iruña-Veleia (2013), de José V. Navarro Gascón, es la única “prueba de falsedad” de la que dispone la acusación. Se debe destacar de antemano que es una única persona la que lo firma, lo que es sorprendente porque se lo han encargado al IPCE y era de esperar un equipo multidisciplinar.
Navarro afirma haber encontrado restos de metales modernos en las piezas, nada menos que  
El auto de la Jueza de Instrucción
afirma que el motivo de la falsificación es "el prestigio profesional" (1)
26 clases diferentes,  de los cuales algunos de ellos no sirven para grabar (plomo, latón, cinc, oro), y la mayoría en cantidades ínfimas. Dichos metales pudieron perfectamente incorporarse a las piezas durante los procesos de lavado y restauración, así como cuando fueron manipulados por los miembros de la comisión y los diferentes grafólogos. Además no hay que olvidar que las piezas han estado en manos de la parte querellante durante estos largos años.
5.- El mismo IPCE presentó en 2014 un segundo informe titulado Informe de examen por imagen, de Tomás Antelo y coautores. Se trata de un estudio fotográfico de las piezas en base a la luz ultravioleta. Este informe en ningún momento concluye que las piezas sean falsas, de hecho no llega a ninguna conclusión, lo cual es muy revelador.  La jueza de instrucción en su auto ni siquiera menciona la existencia de este informe, lo cual también es muy revelador.
6.- De todas maneras, parece de sentido común que un juzgado de lo penal no es el órgano más adecuado para pronunciarse sobre la autenticidad o falsedad de unos grafitos, puesto que nos hallamos ante un asunto meramente científico. El juzgado tendrá que dilucidar, en su caso, si los encausados cometieron delito o no, si falsificaron las piezas o no. Y nos preguntamos, ¿con qué pruebas cuenta la acusación? ¿Han hallado acaso el taller donde supuestamente se hicieron las falsificaciones? ¿Los instrumentos de grabación? ¿Papeles, cartas, correos electrónicos, llamadas telefónicas? ¿Algo? NADA, nada en absoluto. Conocemos el informe policial de más de 700 págs., y podemos asegurar que no existe nada que incrimine a Eliseo Gil y a Oskar Escribano en una supuesta falsificación.
7.- El asunto ha entrado ya en otra fase. Ahora la DFA y la Fiscalía tienen un breve plazo para formular la acusación, para detallar los presuntos delitos y solicitar penas. No sabemos qué hará la fiscalía, pues hasta ahora apenas se ha pronunciado. Tenemos la impresión de que la pelota está en el tejado de la DFA. ¿Tendrán  los dirigentes del ente foral la inmoralidad de poner en marcha sus servicios jurídicos para intentar condenar a Eliseo Gil y demás encausados a penas de varios años de cárcel y cientos de miles de euros, cuando ni ellos mismos parecen estar convencidos de la falsedad de los grafitos y menos aún de la autoría de Eliseo Gil? Sería muestra de una vileza impresionante pues vendría a añadir más sufrimiento a los nueve años de “pena de banquillo” acumulados por los encausados. Este asunto se terminará aclarando tarde o temprano, y la Historia pondrá a cada uno en su lugar. Por ello y por otras muchas razones pedimos de todo corazón a las personas con poder de decisión en el tema que reflexionen a fondo antes de dar pasos sin vuelta atrás.
Queremos finalizar este comunicado expresando nuestra solidaridad con Eliseo Gil y Oskar Escribano, que han sufrido lo indecible durante estos larguísimos años. Nuestro más sentido abrazo.
Vitoria-Gasteiz a 18 de enero de 2018
SOS Iruña-Veleia


(1) El contenido del auto de la Jueza de Instrucción del 3/5/2017 se puede consultar en el post LA VERDAD OFICIAL



Como lo ha contado la prensa:


ETB: http://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/detalle/5344105/sos-irunaveleia-asegura-hay-razones-suficientes-archivar-caso/

BERRIA:  
https://www.berria.eus/paperekoa/1787/026/001/2018-01-19/errugabe_direla_diote.htm
https://www.berria.eus/albisteak/148331/sos_iruna_veleiak_berretsi_du_badirela_auzia_artxibatzeko_arrazoiak.htm

DNA: http://www.noticiasdealava.com/2018/01/19/araba/sos-iruna-veleia-pide-archivar-la-causa-de-los-grafitos

DNG:  http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2018/01/19/ocio-y-cultura/piden-archivar-el-caso-de-iruna-veleia

GARA:  https://www.naiz.eus/es/actualidad/noticia/20180118/sos-iruna-veleia-solamente-laboratorios-especializados-pueden-dirimir-la-cuestion 


EL CORREO:

PD Adjunto aquí la carta abierta de la ex-Diputada Lorena Lopez de Lacalle un día antes de la comparecencia de Eliseo Gil en Juntas Generales, el 14/1/2009. Creo que nos deja entender bastante bien su funcionamiento en su quíntuplo papel de Diputada - Presidenta de un Comisión Científica-promovedora de la nueva era de Veleia - perseguidora - política.


13.01.09 -

Un llamamiento a la responsabilidad
JESÚS FERRERO
Mañana miércoles comparecen ante las Juntas Generales de Álava tanto Eliseo Gil como una representación de trabajadores de la empresa Lurmen SL. Espero que la cita se convierta en un punto de inflexión a partir del cual se pueda clarificar lo que realmente pasó en el yacimiento de Iruña-Veleia respecto a los así calificados 'descubrimientos extraordinarios' objeto de la polémica durante los últimos tiempos. Sin duda alguna, hay muchas aclaraciones que hacer. Por ello hago un llamamiento directo a los comparecientes para que colaboren y pongan luz en este caso. Nunca es tarde si el objetivo es de ese tenor. Es algo que, no lo olvidemos, debemos a la sociedad, que es quien finalmente ha estado financiando durante años los trabajos realizados.
 
Acta de la Comisión, reunión 19/11/2008. La Presidenta finiquita la Comisión...
 
 
Escribo estas líneas cuando ha pasado más de mes y medio desde que una representación de la comisión científico-asesora y esta diputada compareciéramos en las Juntas Generales de Álava a fin de explicar las conclusiones del citado grupo de trabajo.[1] Redacto este escrito, asimismo, varias semanas después de poner en manos de la Fiscalía de Vitoria-Gasteiz documentación [2], datos e informes del asunto. Y lo hago, además, consciente de que la sociedad vasca reclama mayor información respecto al denominado 'caso Iruña-Veleia'.[3] Aclaro ya que en el tránsito que va de la comparecencia en las Juntas y hasta la personación ante la Fiscalía no me parecía lo más oportuno prodigrarme en explicaciones públicas. Y todavía no ha llegado el momento de dar detalles, con el asunto en manos de la Fiscalía, a la espera de su decisión respecto del paso del caso al juez. Pero es imprescindible aclarar algunas cuestiones.
Se nos achaca dar poca información. Primero de todo recuerdo que fuimos a las Juntas con el afán de ser totalmente transparentes sobre lo que había que comunicar: las conclusiones de los expertos de la comisión científico-asesora; pero insisto: de los expertos.[4] Así lo hicimos durante cinco horas, en una cámara que reúne a todos los grupos políticos y a todos los medios de comunicación, desechando, digamos, otros formatos posibles. Y se hizo de esa manera, a sabiendas de que Lurmen iba a poder explicarse cuantas veces quisiese, entre otros foros también en el de las Juntas, como ahora es el caso, y lo celebro.[5]
Aquello no bastó a mucha gente; lo entiendo. Pero creo que la opinión pública debe asumir que en este momento hay dos vías abiertas que, a fuer de ser rigurosos, chocan con una política de transparencia total [6]: el expediente administrativo en curso y la vía activada por mi parte ante la Fiscalía a fin de que se investigue un presunto delito de ataque al patrimonio cultural [7].
La sociedad requiere mayor información. Y tiene razón. Sé muy bien que la dinámica es, se quiera o no, vertiginosa, con Internet como escenario total, aunque objetaría que el ritmo mediático al que estamos acostumbrados de inmediatez absoluta en el acceso y conocimiento de los acontecimientos no es acorde, muchas veces, con otro tipo de procesos como el que nos ocupa. [8] Esta diputada debe ser respetuosa con las formas, velar por las garantías y ser lo más rigurosa posible, más si cabe en este preciso instante. [9] Así que ahora mismo se puede llegar sólo hasta cierto nivel de detalle. No obstante, llegará el momento de volver a comunicar explicaciones, y no faltaré a esa cita. No he emprendido este camino para quedarme a medias. A ningún nivel.
especto al camino recorrido hasta la fecha, sobre todo en lo que a mi responsabilidad compete, creo francamente que no tenía más alternativa en las decisiones que en cada momento he tomado [10]. Así, llego al Departamento en verano de 2007, y, a la luz de cómo se encontraba el para entonces muy enrevesado 'caso Iruña-Veleia', decido poner en marcha una comisión científica de carácter asesor, que diese o quitase soporte científico a unos descubrimientos calificados como excepcionales un tiempo antes y tomar medidas o no en consecuencia, todo ello porque la situación era insostenible por el incesante ruido que acompañaba todo aquello. Ese grupo funciona durante diez meses sin que se ponga en duda su trabajo, por cierto, y entrega sus conclusiones en noviembre pasado.[11]
Los informes de los expertos resultan, se mire como se mire, aplastantes. Unos hablan directamente de falsificaciones deliberadas y otros no llegan tan lejos pero tienen fundadas dudas sobre la autenticidad de los descubrimientos en cuestión. Trabajan un total de 26 autoridades, y, en general, no se ofrece el citado soporte, sino que, al contrario, se concluye que no hay evidencias científicas que sostengan la veracidad de lo anteriormente comunicado como excepcional, y, por lo demás, se señala un cúmulo de anormalidades y se pone muy en cuestión el método arqueológico desarrollado. [12] Poco resquicio para la duda. ¿Confabulación académica? ¿Epidemia de equivocaciones de carácter internacional?
A la vista de esos informes, tomo la decisión de revocar los permisos a la empresa hasta entonces explotadora del yacimiento. Es una decisión difícil de adoptar, mas no tengo otra alternativa a la vista de lo que se informa y en la medida que me corresponde la tarea de protección de nuestro patrimonio cultural. Por cierto, al hilo de eso, una preguntaría: ¿alguien en su sano juicio no habría hecho lo mismo con esos informes encima de la mesa? Y, posteriormente, ¿alguien no habría puesto en manos de la Fiscalía los materiales relacionados con el caso? Creo que si ese alguien, además, tiene que velar por el buen uso de los fondos públicos, muy pocas dudas caben ya... Además, a la vista de lo que el yacimiento encierra, téngase en cuenta que hablamos de medidas cautelares para la protección y salvaguarda de derechos de todas las partes.
ero quede claro también que mientras todo eso ha ido aconteciendo, esta diputada no ha juzgado ni condenado a nadie previamente. Declaré y ha quedado por escrito que hay que diferenciar entre autor o autores y dirección del yacimiento. Ni prejuzgué en la comisión, ni he juzgado luego a nadie. Antes al contrario, he reiterado que el señor Eliseo Gil Zubillaga tiene todas las garantías y que deseamos fervientemente que se explique en las instancias pertinentes, también, por supuesto, ahora en las Juntas. [13]. Porque, lo digo con sinceridad, este es un asunto que no es que me suponga ninguna satisfacción, exceptuando si cabe la que se refiere al cumplimiento de la responsabilidad que me corresponde. Lo cual no es poca cosa en los tiempos políticos que corren.
Todo esto, ni que decir tiene, se plantea en un esquema en el que la institución asume un papel de líder, que, por cierto, se había echado en falta hasta la fecha [14]. Pienso que el 'caso Iruña-Veleia' resulta paradigmático. Porque proyecta la imagen de una institución que toma las riendas de los problemas y plantea soluciones (concretas al yacimiento y generales para la actividad arqueológica) [15]. Y porque, además, la institución actúa como garante de que las cosas se hacen bien.
El 'caso Iruña-Veleia' vuelve a las Juntas. Todavía estamos a tiempo. Pongamos todos de nuestra parte para aclarar esto de una vez. Por responsabilidad.
La autora hace un «llamamiento directo» a los implicados en el 'caso Iruña-Veleia' «para que colaboren y pongan luz». Y añade, «nunca es tarde si el objetivo es de ese tenor. Es algo que, no lo olvidemos, debemos a la sociedad, que es quien finalmente ha estado financiando durante años los trabajos realizados»
 
=====================
[1] Después del 19/11/2008 Lopez de Lacalle parece esconderse como Presidenta de la Comisión, y crea una distancia que no había durante la Comisión. En la "Nota de la Diputada de Euskera, Cultura y Deportes, Lorena López de Lacalle Arizti" ni menciona que ella era la presidenta, y tampoco en esta carta. Ella intuye que será mejor que nos olvidamos de ella como presidenta.

[2] Lo dejó en manos de la fiscalía el 5/12/2008, un día después de la fecha que pone Isabel Velazquez en su informe (Madrid, 4 de diciembre 2008), y un mes y una semana antes de que Eliseo Gil tiene la posibilidad de réplica.

[3] Lopez de Lacalle muestra en la carta una gran preocupación por la opinión pública. Se siente claramente presionada, algo típico por políticos no experimentados.

[4] Todo lo contrario, se escondieron varios elementos, hasta se engaño: el email de Knörr, la posibilidad de hacer excavaciones de contraste p.ej. en el sondeo 32, las investigaciones no acabadas de Madariaga, cola, Descarte y conclusiones tomadas con anterioridad según el informe con fecha de 15/11/2008.

[5] Aparte de una hipocresía es de una república bananera llegar a conclusiones en una Comisión sin escuchar la replica de Eliseo Gil y sus peticiones analíticas, y sin replicarle, y después sacar conclusiones.

[6] Cuando políticos esgriman con 'transparencia total', muy a menudo están engañando.

[7] Antes de dejar a Eliseo Gil su derecho a réplica, el caso ya está un mes en manos de la Fiscalía y ya había un expediente administrativo contra Eliseo Gil. También la Diputada ya había estado con Nuñez en Catalunya visitando yacimientos como Ampurias, y todavía Madariaga no había terminado sus investigaciones bajo microscopio electrónico de las evidencias físicas, y nunca las terminara.

[8] Ver [3]...

[9] Su actuación no es rigurosa, sino escandalosa. Viola el principio de la independencia ('juez y beneficiado), la independencia científica y sus procedimientos, el derecho a réplica antes de que se toman medidas, también a nivel científico como miembro de la Comisión, intrusismo como Presidenta de una Comisión Científica Asesora (para asesorar a ella misma) sin ni experiencia ni cualificaciones. Su actuación se puede cualificar como saña, con su máxima expresión en una querella absurda, que destroza la vida de dos personas inocentes.

[10] Y la que va a tomar...

[11] En aquel momento el trabajo de la Comisión ya estaba en entredicho, y es cuando se publican los informes de la Comisión alrededor del 20 de enero 2009, cuando desde varios lados empieza una erosión constante por los numerosos errores que constan en los informes. Cuando se empiezan los procedimientos oficiales para delegar la redacción del Plan Director, la antesala de Nuñez para ser el futuro director, en marzo 2009, es cuando ante la crítica del Fiscal Jefe, y un informe grafológico redactado con total prisa, fuerza la ex-diputada la querella, contra el criterio del compañero de partido en el gobierno.

[12] ¿Quién lo dice? El departamento que va a ser 'premiado' con el yacimiento... aunque creo que los dioses se han vengado, visto lo que está pasando en el yacimiento.

[13] Eliseo se ha expresado, ha sido contundente, y se le ha castigado con una tortura tipo Sisifus, por no decir lo que la Ex-Diputada quería oír. Con total garantías...
La actuación de la Diputada a nivel de garantías jurídicas ha sido dramática. Empezó ordenando unos registros en las dependencias de LURMEN, si ninguna garantía jurídica (todo lo encontrado sería invalidado, la AP se refiere también a esto en su auto). Acusó imprudentemente a dos personas inocentes. Durante la custodia judicial de las piezas sus peritos han tenido acceso a las piezas, y las han estudiado hasta bajo microscopio.

[14] La psicología detrás es la de una pataleta por parte de una institución que se siente culpable. No nos olvidamos la historia con Amalia Baldeon, quien fue cesada como subordinada, mientras que sería en todo caso el Director de Patrimonio (el Secretario de la Comisión!) quién sería el responsable - si hubiese alguno.

[15] La Veleia Nova... con la única presencia de la UPV, o más en concreto Julio Nuñez. Queda en la total oscuridad quien apoya a Nuñez en su trabajo de Director. Grupo de investigación, Comisión científica, equipo... secreto del estado.