02 enero 2016

¿Quién es el falsificador de los hallazgos excepcionales?

Vamos a base de información y reflexiones del informe final de la Ertzaintza razonar sobre quien sería el autor de aquel repugnante crimen, si los hallazgos fuesen falsos.

El equipo instructor de la Ertzaintza tiene encerrado al/los falsificador(es) tal como consta en sus conclusiones:
"Tal y como se expone a lo largo del Informe, los indicios de criminalidad y la totalidad de las sospechas sobre la autoría de los falsos "grafitos excepcionales" y de recaen en concreto sobre:
EG
OE
RC
IF
En todo caso, se considera que esta persona [IF], que no estaba inicialmente imputada en esta causa, debía ser perfectamente conocedora de la falsificación- y de la destrucción de los materiales, en su calidad de codirectora de las excavaciones."
Según lo que leemos en el informe RC aparece por primera vez en la escena a mediados de septiembre 2005 a raíz de dudas sobre la autenticidad de alguna pieza. Después de la broma de OE todo el mundo estaba muy sensibilizado para cazar intrusiones de falsos. Había llamadas nocturnas, quizás alguna
sospecha. Había alguna reunión entre los responsables del sector en cuestión. Se tomaron el asunto muy en serio. Se concluyó que se debería buscar algún sistema para asegurar la autenticidad, así lo afirma el informe E.

Los testigos vieron a RC unas pocas veces en el yacimiento, sobre todo para llevarse y traer la piezas 'supuestamente analizadas' por el CNRS. El tiempo de permanencia el yacimiento de RC es muy limitado, y el informe no aporta ningún indicio de que ha estado fuera de las horas de trabajo. El equipo instructor afirma que necesariamente los falsificadores tienen que disponer sobre información privilegiada, que conoce únicamente la dirección:

"Además, los presuntos autores de la falsificación procuraron que todos estos hallazgos tuvieran una contéxtualización arqueológica, y que procedieran de contextos lógicos, coherentes en sí mismos y respecto de los demás. Esto implica que, necesariamente, los autores debían de conocer perfectamente el estado de las excavaciones, la situación de los materiales en el almacén y en el túnel de lavado, el personal que estaba trabajando en cada sector o sondeo, etc." 
Entonces RC no puede ser el falsificador en solitario porque no dispone de está información, aparte de que había un sistema electrónico de seguridad, controles de la Ertzaintza etc. Decir que tenía su pinche dentro es desplazar el problema, quién entonces.


Quedan EG, OE y IF, aunque sobre IF el equipo instructor no parece muy convencido por varios motivos. Según el informe OE es el único que es euskaldun, y su presencia es entonces requerida. OE sabe que como autor de la broma está bajo sospecho, además psicológicamente no es nada lógico de realizar la broma si ya formas parte del equipo falsificador... (ver Sobre una broma de mal gusto y cronogramas en las Conclusiones del informe final de la Ertzaintza. En varias ocasiones se sugiere el tandem OE/EG en el informe. OE se auto-excluye claramente con su 'broma'.


Quedan EG/IF, aunque no tienen un falsificador euskaldun, imprescindible para realizar las inscripciones en euskera.

La Ertzaintza nunca analiza la naturaleza del conjunto: si son falsos es una colección de la cual uno de los expertos ha dicho en sus declaraciones policiales: "era raro, desmesurado y demasiado".
El equipo instructor es avisado por el arqueólogo ZZ, un experto en historia:
"en mi opinión personal, que si hubiesen querido falsificar algo con intención de ganar fondos y fama, no lo hubieran hecho de aquella forma tan exagerada. Unas pocas palabras hubieran bastado para atraer la atención. Sin embargo, la gran cantidad de grafitos, su diversidad de temas, escritura, lenguaje, etc. me sugieren que alguien tuvo que hacerlo con la única intención de desprestigiar y hacer daño a Lurmen SL o a alguno de sus integrantes".
El equipo instructor contesta a esta argumentación que compartimos todos los que conocen el caso de cerca de manera lacónica "El Equipo Instructor está de acuerdo con esta última afirmación, que todo se realizó dentro del equipo estable de Lurmen SL, pero descarta los sabotajes como hipótesis principal."

El informe E no aporta ningún motivo sensato para falsificar durante años piezas con un contenido absolutamente "raro, desmesurado y demasiado": locura, motivos económicos (etiqueta de vino, documental, por presión de EukoTren - afirman que la subvención NO estaba sujeto a resultados, para obtener fama, para pedir grandes inversiones en el yacimiento, para escribir un libro con los hallazgos, para escribir un cómic, para crear una fundación). Al final se concluye con un nebuloso "una concurrencia de varias de las diferentes motivaciones anteriormente expuestas, especialmente las motivaciones económicas y de obtención de fama por parte de los falsarios"
La broma ha tenido un enorme impacto en la excavación a finales del verano 2005, el equipo sospecha, hay rumores, reunión de los responsables de los sectores, llamadas privadas de la dirección con miembros de su equipo, vamos están en alerta nivel 4. Se decide buscar pruebas para autentificar las piezas que aparecieron en el lavadero. Así es también comunicado a Amelia Baldeon, y al Diputado de Cultura (esto último puede ser en principios de 2006, no queda muy claro y se mezclan fechas en los testimonios). En conclusión, visto todos los movimientos de los directores para tener absoluta seguridad, no hay ningún argumento para pensar que ellos son los propios autores.

Hay una parte de la historia que el equipo instructor no cuenta en su informe.
Cuando los entonces ex-directores se enteraron hacia abril 2009 que los informes de RC son inválidos, concluyen que hay que pedir pruebas fidedignas (en realidad ya el 14 de enero del mismo año lo estaban pidiendo en Juntas Generales). A partir de allí no han parado de mover tierra y mar para conseguir que se realicen analíticas que TANTO BUSCA LA AUTENTICIDA COMO LA FALSEDAD en numerosas peticiones al juzgado. Uno de sus propuestas para buscar la falsedad está citado en el informe de la Escuela de Restauración de Madrid. Mirando de distancia parece que EG quiere excavar su propia tumba como promotor de la petición de peritajes de las evidencias físicas.

Estos mismos ex-directores han hecho un inmenso esfuerzo para poner los hallazgos, tanto excepcionales como no excepcionales en internet en forma de OSTRACABASE para que se los pueden analizar hasta en Bejing. El equipo instructor también lo ha utilizado como observamos en varias ocasiones.

Creo que se ha demostrado que no hay razonabilidad para sospechar de nadie, y evaluando los datos del informa final de la Ertzaintza la tesis de la falsedad no se sostiene. El equipo instructor ha investigado durante años y no ha podido aportar ninguna prueba material o duradera que sostiene su tesis: 'es una falsificación cometido por el 'núcleo duro' de LURMEN para obtener fama y lucro'.

PD. Esto es una reflexión y no vamos a discutir sobre culpabilidades por respeto a la presunta inocencia. Lo que si son discutibles son errores de razonamiento.