31 marzo 2015

El informe Navarro (IPCE) suspende en estratigrafía: restos de metales encima del relleno

1. Un lección de estratigrafía

Para un geólogo la estratigrafía es tan importante como para un arqueólogo. El geólogo la aplica tanto a escala kilomética, como a escala micrométrica. Las relaciones estratigráficas le enseñan qué era primero y qué ha venido después, digamos que la primera ley de la estratigráfia es la absoluta base de cualquier estudio geológico, arqueomético, arqueológico...

Harris formula la primera ley de la estratigráfia de la siguiente manera en su manual (Harris, Edward. Principios de estratigrafía arqueológica. 1991.):
 En una serie de estratos y elementos interfaciales en su estado original, las unidades de estratificación superiores son más recientes y las inferiores son más antiguas, ya que se da por supuesto que una se deposita encima de la otra, o bien se crea por la extracción de una masa de estratificación arqueológica preexistente.

Este principio se traduce popularmente como: "lo más joven está encima del más antiguo".
Nos paramos un momento en un ejemplo que tiene varios elementos útiles para entender el caso de los grabados de Veleia, y su relación temporal con relleno, costra y restos de metales.




Un soporte (azul) con 3 grabados, costra (rojo), rellenos de diferentes edades
(amarillo, verde) y restos de metales recientes (*)

Podemos observar varias relaciones temporales (ojo, existen más posibilidades). La costra roja está depositada encima del soporte azul, entonces la costra es más joven que el soporte (lógico!). Las intrusiones por los grabados invaden en el caso izquierdo el soporte y la costra. Entonces el grabado es posterior a la costra (a no ser que es un proceso en dos pasos: primero grabado, después deposición de la costra, y después eliminación de la costra). Los restos de metales modernos son posteriores a la costra, y evidentemente al soporte.

En el grabado central vemos un grabado dentro de la costra, y entonces posterior a la costra. Además se ha depositado un relleno amarillo posterior al grabado. Observamos que los metales modernos son posterior al relleno porque están encima.

En el caso del grabado derecha vemos que el relleno verde es posterior a la costra... y posterior a los restos de metales modernos. Entonces el relleno es moderno, porque tiene elementos modernos debajo del relleno. Sobre los otros grabados y rellenos no podemos decir nada de su edad de formación.

Un principio sencillo y muy lógico. Normalmente un geólogo nunca fallaría en la aplicación del principio, excepto por puro despiste.


En el informe de Navarro (Instituto del Patrimonio Cultural de España) sobre 39 piezas de Iruña Veleia del 2013 observamos varias violaciones de este principio.

26 marzo 2015

INFORME DEL ÁREA DE ARQUEOLOGÍA DE LA UPV: ¿análisis objetivo o evaluación interesada?


(Informe entregado a la Jueza Instructora del caso de Iruña Veleia)

Autor:
Dr. Luis Silgo Gauche, Doctor en Arqueología y especialista en epigrafía ibérica y en ibero-vasco.

Título:
Informe sobre la "Valoración" del Área de Arqueología de la UPV, en relación a los hallazgos excepcionales de Iruña-Veleia (2010).

Objeto:
El informe de la Comisión Científica Asesora por parte del Área de Arqueología de la UPV: "Valoración arqueológica del 'Informe conjunto arqueológico de Iruña-Veleia'."
Por Dr. Agustin Azkarate, Belen Bengoetxea, Dr. Julio Nuñez, Dr. Jose Antonio Quirós, profesores de la EHU-UPV, con la colaboración de los profesores Dr. Dominic Perring, de la University College London y Dr. Marco Milanese, de la Universidad de Sassari, Cerdeña.
[Registro de entrada: 3 de diciembre de 2008!]


Sobre el autor:
Luis Silgo Gauche se doctoró en Arqueología por la Universidad de Valencia con la calificación de sobresaliente cum laude. Se ha dedicado a estudios de arqueología y epigrafía en diferentes ámbitos pero sobre todo en la epigrafía ibérica de la que es un reconocido especialista. Discípulo de D. Domingo Fletcher Valls, el más importante y hábil estudioso de la epigrafía ibérica de su tiempo, se benefició de sus enseñanzas y en especial de la verificación de inscripciones. Ha publicado cuatro libros y más de ochenta artículos dedicados principalmente a la epigrafía ibérica.

Entre sus estudios destaca el Léxico ibérico (Valencia, 1994) en que, los hasta entonces opacos segmentos ibéricos, son analizados a fin de identificar las palabras que lo forman y que sigue siendo un manual imprescindible de la iberística. El mismo año, en el Coloquio sobre Lenguas y Culturas paleohispánicas celebrado en Coimbra presenta su “Avance a un estudio de las formas flexivas en ibérico” donde por primera vez se identificaba y describía el paradigma verbal ibérico. En 2005 en “Lengua y Epigrafía ibéricas” dentro del volumen colectáneo presenta un resumen actualizado de las investigaciones, insistiendo sobre todo en la declinación, los avances en el estudio de la morfología verbal y establece, también por primera vez, las reglas fonemáticas regulares entre lexemas ibéricos y vascos por lo que queda confirmada la relación prehistórica entre ambas lenguas.

El presente trabajo es un examen de la “Valoración” elaborada por el Área de Arqueología de la UPV sobre sendos informes de las excavaciones de Iruña-Veleia que presentó Lurmen. Como se pone de manifiesto en este trabajo la “Valoración” prescindió de aspectos fundamentales para comprobar la actividad arqueológica y los hallazgos efectuados por Lurmen. No sólo ésto sino que por no haber solicitado información complementaria, la “Valoración” presenta deficiencias y errores. Además esa “Valoración” está llena de supuestos y posibles no fundamentados. En consecuencia carecen de valor las conclusiones negativas a que llega la “Valoración” sobre la actividad de Lurmen en el dicho yacimiento.

Citamos aquí su evaluación de las  “conclusiones finales” de la “Valoración” propiamente dicha.

"Según éstas:
1.     No existe neta diferenciación en el “Informe” o incluso en la “Documentación” entre lo que es “dato” e “interpretación””.
No puede aceptarse esta conclusión. Cualquiera que vea los dos documentos encontrará como se delimitan perfectamente los datos escuetos de las interpretaciones.
2.     La estrategia de excavación seguida no es la más adecuada para conocer con rigor este yacimiento “en el que creemos que existen procesos postdeposicionales y/ o intrusiones de diversa naturaleza” que podría explicar los hallazgos excepcionales.
No se sabe bien a qué se refiere esta conclusión. Si es a que no debieron hacerse sondeos estamos en desacuerdo. Si es a que es escasa la superficie excavada en los sectores 5 y 6 nosotros no creemos que una mayor rapidez en la intervención sea garantía de mejor excavación. Si es al proceso de excavación nosotros

22 marzo 2015

EDWARD C. HARRIS ha hablado en Madrid sobre su método arqueológico y ha vuelto a validar la praxis arqueológica de LURMEN en Iruña-Veleia.


Fuentes: "Euskararen Jatorria", 
Programa MAN (Museo Arqueológico Nacional-Madrid), facebook...

   Empezaré diciendo que no entiendo de arqueología, ni entiendo el inglés. Fijaros qué pobre.

--¿Y aún te atreves a escribir un post sobre “ello”?
--Me atrevo ("pulsionado" tal vez por el “ello” freudiano ;-), aunque pido disculpas por mi insolencia y mi insolvencia, y por hablar "de oídas".  Las cosas como son.

   Sin duda, era mejor que sacaran el tema otros, en éste u otro foro, otros que entienden en la materia, incluso alguien de entre los asistentes a la conferencia de Harris en Barcelona o en Madrid, al menos alguno de los atentos vigías que se hacen eco de toda (o de casi toda) mención a Iruña-Veleia...

   Pero esta vez, no. Como ha pasado “desapercibida” esta visita de Harris y como juzgo significativa su mención al trabajo arqueológico en Iruña-Veleia, me parece procedente hacerme eco de “ello” aquí.

   No es la primera vez que Harris acredita la aplicación correcta de su propio método arqueológico en Iruña-Veleia por el equipo de Eliseo Gil.  Recordemos: “Una evaluación arqueológica” por Edward C. Harris  http://www.sos-irunaveleia.org/harris donde dice:  “…está claro que los directores han entendido y aplicado los principios modernos de estratigrafía arqueológica y, en consecuencia, lo más probable es que las secuencias que ellos han recopilado reflejen la realidad estratigráfica de los restos arqueológicos que encontraron, excavaron y registraron durante el transcurso de sus excavaciones en Iruña-Veleia”.

   También hablaron sobre la praxis arqueológica la catedrática de arqueología Dra. Carmen Fernandez Ochoa y Dr. Angel Morillo Cerdán  http://www.sos-irunaveleia.org/dictamen-cientifico-sobre-el-metodo-arqueologico-ochoa y el arqueólogo y profesor Emilio Illarregui http://www.sos-irunaveleia.org/dictamen-cientifico-sobre-el-metodo-arqueologico-illarregi

   Muy diferente es el juicio que les merece el mismo trabajo arqueológico a los miembros de la Comisión de expertos, Dr. Agustin Azkarate, Belen Bengoetxea, Dr. Julio Nuñez, Dr. Jose Antonio Quirós, profesores de la EHU-UPV, con la colaboración de los profesores Dr. Dominic Perring, de la University College London y Dr. Marco Milanese, de la Universidad de Sassari, Cerdeña. que en un extenso informe, concluyen: “Por tanto, y a luz de todo lo dicho, no nos resulta posible validar la fiabilidad ni de la estrategia de la excavación, ni del sistema de registro, ni de la comprensión de losprocesos formativos, ni de la datación de los contextos arqueológicos”.     http://www.sos-irunaveleia.org/informeaa

   El desencuentro sobre la aplicación del método es enorme, incomprensible. ¿Cómo hemos de entender esa diferencia? ¿Harris es muy laxo a la hora de evaluar la aplicación de su método, tal vez? ¿Quizás algunos han evaluado con más purismo que el propio creador del método? Aunque encontremos en nuestra historia bastantes precedentes de ser “más papistas que el papa”, eso se dió en épocas medievales y con la excusa de la ortodoxía religiosa. En el siglo XXI y con métodos objetivos y racionales ¿Cómo hemos de entender esta disparidad de valoraciones entre profesionales cualificados sobre el mismo trabajo y con la observación de la misma documentación de campo?

   Ahí dejo la pregunta, formulada en público por un contribuyente espectador.

 











Imágenes:
A la izda: Harris durante su exposición.
(Euskararen Jatorria)                                                                                  A la dcha: Del cartel convocatoria de M.A.N.

18 marzo 2015

Réplica a Alicia Canto sobre la 'J gráfica' y 'paleografía versus epigrafía'

En el debate sobre los hallazgos excepcionales en los foros existen varios subdebates clásicos.
Uno de mis puntos de interés es hasta que punto las ciencias históricas pueden hilar lo suficientemente fino para demostrar la falsedad de unas inscripciones.
Pienso que la inspección y analítica con un microscopio de barrido hila más fino y debe tener prioridad sobre lo que aportan los diferentes expertos-historiadores (evidentemente es la estratigrafía quien manda, pero aceptamos por un momento que haya duda).


Por esta razón entro en debates donde no me llaman y no me quieren. Comento y opino sobre lo que entiendo como brechas en los razonamientos de algunos expertos de las ciencias históricas (ojo, la gran mayoría se queda callado). Algunos de estos expertos de las ciencias históricas también han opinado sobre los potenciales de 'analítica' (y muy contundente además; no sé como Alicia Canto se atreve a opinar sobre el valor del informe Navarro después de escribir un post sobre la inutilidad de analítica para el caso de Veleia en La Arqueometría y la autenticidad de los óstraka de Iruña-Veleia).

En está ocasión 'debatimos' las 'J gráficas', y aunque evidentemente tienen repercusiones para Veleia, es un debate más bien general: ¿existen las 'J gráficas en el mundo romano o no?

Tres 'J gráficas' en las tablillas de Vindolanda. ¿Son los parecidos con las J de Veleia pura coincidencia?

14 marzo 2015

La puntuación en latín de la época romana

Sobre la puntuación en época romana ya hemos leído dos posts en AmaAta, más concretamente sobre "comas":

- “COMAS” EN LA ANTIGÜEDAD de Miguel Thomson

- Comma Perogrulli y otros signos de interpunción en Veleia de Alicia Satué

En este post breve solo quiero aportar una cita de un libro que trata el tema de la puntuación, y que me parece relevante.

En este libro muy citado, también Gorrochategui lo cita en la biografía de su informe en sus 'Armas', leo en el siguiente fragmento sobre virgula en la página 97 que la virgula se utiliza virtualmente en los mismos casos que la coma actual, y hasta como coma gramatical, además como punto, punto y coma, y en listas:


Curiosamente, Prof. Gorrochategui en su informe afirma lo contrario (ver lo negrito):

2.2. En numerosos epígrafes se aprecia la existencia de comas gráficas para separar palabras dentro de una serie o lista, o bien pequeños sintagmas dentro del texto total: 5 piezas del sector 5 y 15 piezas del sector 6. Sin embargo, la coma como signo gráfico fue totalmente desconocida en la antigüedad. Como he dicho arriba, el único signo gráfico empleado con normalidad en la escritura latina fue el de la interpunción, consistente en un punto a altura media de la caja; tenemos en nuestro conjunto epigráfico un caso seguro de interpunción en el grafito n° inv. 12067 (titulus pictus con la lectura P • C). Sabemos que de manera muy esporádica se utilizaron otros signos para indicar aspectos prosódicos del texto: paradas, finales de párrafo, etc. (Véase a tal efecto la inscripción de Ankara que recoge las res gestae Augusti, comentada en Armas, p. 7). En cambio, no hay ningún testimonio de la existencia de comas gráficas, en el uso que nosotros le damos ahora, hasta el inicio del Renacimiento. El sistema tardo-antiguo, continuado en la Edad Media por la transmisión realizada por los gramáticos latinos y por eruditos como San Isidoro, consistía en la utilización de puntos a diferente altura de la caja según se quisiera indicar una mayor o menor pausa, coincidente con el final de una unidad semántica mayor o menor. Un signo gráfico consistente en una pequeña raya era la virgula, pero se escribía siempre en la parte superior de la caja de escritura (véase Armas).
En el conjunto epigráfico también se documentan guiones separadores de palabras en listas (6 en el sector 5; 2 en el sector 6 y sondeos y otros 2 en el sector 12); me parece un fenómeno reciente, pero pudiera pensarse (sin duda exagerando) que son una forma de interpunción a media caja, de modo que no los tengo en cuenta como prueba.

13 marzo 2015

La encartelada semanal delante la Diputación tiene éxito!

Ayer se acercaron unas 25 personas a la encartelada semanal.
Ver el post 'Encartelada semanal ante la Diputación Foral de Álava' para más información. Muchos paseantes se interesaron por la causa.

(euskeraz hemen)

02 marzo 2015

Tarjeta roja por juego sucio: la pieza 12799

La única pieza con grabados auténticos - según el Sr. Navarro - es la IR 12799.
Se trata de una ficha recortada de un recipiente en T.S.H, con a los lados una espiga.
En esta ficha, Navarro descubre costras carbonáticas de origen biológico encima de surcos del grabado. Las considera como pruebas 'absolutas' de autenticidad, y estamos de acuerdo.


Fig 1.
Navarro nos afirma que se trata sin lugar a dudas de un grabado auténtico y que es una pieza de referencia:

Atendiendo a los criterios de autenticidad establecidos en relación con la composición y el estado de alteración de los restos metálicos y con la superposición estratigráfica de depósitos y costras producidos durante el período de enterramiento arqueológico sobre los surcos del grafito, la cerámica 12799 puede ser considerada como pieza de referencia por confluir en ella un conjunto de elementos que hacen que su antigüedad no deba ser cuestionada." (p. 168)
En las 4 páginas que dedica a esta pieza, Navarro describe el tipo de restos metálicos, en forma de huellas alargadas de óxidos y hidróxidos de hierro, no en pequeñas escamas como  en las otras piezas. Describe además varios tipos de costras, pero la palabra 'relleno' no aparece. Curiosamente solo aporta un espectro químico, relacionado con los metales (muy relevante), pero por el resto no aporta ninguna información química más, aunque se trata de una 'pieza de referencia'.