30 agosto 2013

CRUCIFIXIONES, STAUROGRAMAS Y OTROS SÍMBOLOS CRISTIANOS DE IRUÑA-VELEIA

Recientemente encontré un interesante artículo de Larry Hurtado, historiador del cristianismo primitivo y profesor emérito de la Universidad de Edimburgo, titulado “The staurogram in early Christian manuscripts: the earliest visual reference to the crucified Jesus?” (“El staurograma en manuscritos cristianos tempranos: ¿la referencia más antigua a Jesús crucificado?) (1). En él propone la hipótesis de que el símbolo cristiano del staurograma (palabra derivada del griego stauros, que significa cruz), formado por la letra griega rho (Ρ) colocada sobre una tau (Τ) (Fig. 1a) constituye la primera referencia visual de Jesús crucificado, en la cual la T representaría la cruz y el semicírculo de la Ρ  la cabeza de Jesús. En su artículo, Larry Hurtado escribe:  
“In this proposal, the tau-rho device was appropriated initially because it could serve as a stylized reference to (and representation of) Jesus on the cross. The tau is confirmed as an early symbol of the cross, and the loop of the superimposed rho in the tau-rho suggested the head of a crucified figure. This very simple pictogram reference to the crucifixion of Jesus fits with the simplicity and lack of decorative detail that characterizes earliest Christian art. As Robin Jensen notes in her recent excellent introduction to early Christian art, the simple nature of the visual expressions of faith in the earliest material ‘suggests that communication was valued above artistic quality or refinement and that the emphasis was on the meaning behind the images more than on their presentation.’” Y concluye diciendo: “If this proposal is correct, the tau-rho represents a visual reference to Jesus’ crucifixion about 150 to 200 years earlier than the late fourth or fifth-century depictions that are usually taken by art historians as the earliest.”

En Iruña-Veleia, según la Ostracabase, se encontraron tres staurogramas, de los cuales se muestra la fotografía de dos de ellos (Fig. 1b,c). Hay una cuarta pieza que podría contener un dudoso staurograma con otras líneas añadidas  (Fig. 1d). Pero lo más interesante en relación con la hipótesis de Hurtado es que hay varias crucifixiones en las cuales el cuerpo de Jesús se representa extremadamente estilizado mediante una figura que recuerda al staurograma, lo cual apoyaría dicha hipótesis. Tal es el caso sobre todo de la pieza 15916 (Fig. 2a), pero también tenemos las piezas 15910 (Fig. 2b), 13348 (Fig. 2c) y 13346 (Fig. 2d), en las que la única diferencia entre el cuerpo de Jesús y el staurograma es que en el primero la cabeza de Jesús es elíptica u ovalada en lugar de semielíptica o semicircular, como en la Ρ del staurograma. El esquematismo con el que se representa el cuerpo de Jesús en estas y otras crucifixiones de Iruña-Veleia (Fig. 3) concuerdan con lo que afirma Hurtado sobre “la simplicidad y la ausencia de detalle decorativo que caracteriza el arte cristiano más temprano” y con la cita de Robin Jensen en la que dice sobre el mismo que “sugiere que la comunicación se valoraba por encima de la calidad artística y el refinamiento y que el énfasis estaba en el significado de las imágenes más que en su presentación”.  


12 agosto 2013

ORAIN 8.000 URTE AUÑAMENDIETATIK IRLANDARAKO ATZERRIRATZEA IRADOKITZEN DUTE BARRASKILOEK

Gaur 8.000 urte Pirinioetatik Irlandarako giza atzerriratzea iradokitzen dute Cepaea nemoralis delako barraskiloek bi eskualdetan dituzten fenotipo (maskorretan) eta genotipo (gene mitokondrialetan) berdintasunek. Angus Davisonek eta Adele Grindonek, Nottingham Unibertsitatekoak (Erresuma Batuan), idatzi dute hori PLOS One aldizkarian. Berezko migrazioa egin izan balute barraskiloek Europako beste eremu batzuetan ikusiko ziren, batez ere Britaina handian, eta ez da horrela. Barraskiloak oharkabean edo nahita garraiatuak izan zitezkeen, elikagai gisa erabiliak izateko jomugan (arkeologia erregistroen arabera horrela zen Auñamendietan eta).

Irish Cepaea nemoralis Land Snails Have a Cryptic Franco-Iberian Origin That Is Most Easily Explained by the Movements of Mesolithic Humans.

Una migración humana hace 8.000 años desde los Pirineos a Irlanda es sugerida por caracoles Cepaea nemoralis

 (OHARRA/NOTA: POST MOGITUA; POST MOVIDO)