24 febrero 2013

Comunicado de LURMEN sobre la primera mención del nombre de Veleia

Fotoaportado por Percha aquí (origen desconocido)

La Diputación Foral de Álava, acaba de hacer pública mediante rueda de prensa, la localización de un interesantísimo documento epigráfico sobre piedra, un ara, en cuyo texto figura claramente la palabra VELEIA que, con bastante certeza, sería el nombre de la antigua ciudad romana asentada en Iruña de Oca.
Creemos que, en principio, es un buen hallazgo y debemos felicitarnos por él.

Pero queremos hacer un par de puntualizaciones.
La primera es que, pese a lo señalado por sus descubridores, NO ES CIERTO QUE SEA LA PRIMERA VEZ QUE SE DOCUMENTA EL NOMBRE DE LA CIUDAD ROMANA. 


Durante las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el yacimiento por Lurmen S.L. se descubrieron, contextualizados en estratigrafía arqueológica, una serie de grafitos en los que estaba también grabado el nombre de la ciudad, concretamente, en 9 piezas, si bien en dos de ellas Veleia aparece dos veces, con lo cual tenemos 11 menciones. En alguno de ellos, además, distinguiéndose una Veleia Gori de una Veleia Nova. Estos textos estaban incisos sobre fragmentos de cerámicas, ladrillos o, en un caso, sobre un resto de fauna.

La posibilidad de aparición del nombre de la ciudad en los grafitos fue evaluada negativamente por parte de la Comisión de expertos que dictaminó sobre ellos, así como otros aspectos epigráficos dados como imposibles en éstos (como determinados tipos de M) y que, sin embargo, en esta pieza también están presentes.

Lo que sí podemos afirmar es que este reciente hallazgo, vendría a aportar una prueba de veracidad hacia los grafitos localizados en el curso de nuestro proyecto de investigación, puesto que aparece nuevamente el nombre de la ciudad localizado por un equipo diferente y aspectos de escritura similares.

La segunda puntualización se refiere a la forma en que parece haberse producido el hallazgo, según nos han transmitido los medios de comunicación: "Este fragmento de altar apareció durante los trabajos de acondicionamiento de los accesos al "oppidum", muy cerca de la puerta sur de la muralla" e insiste más adelante "Este hallazgo se enmarca en el contexto del control arqueológico de los trabajos
realizados en el yacimiento a lo largo de 2012".

Así que la impresión que nos transmite la noticia es que el epígrafe no ha sido encontrado durante un proceso de excavación arqueológica sino en unos trabajos de control de unas obras de acondicionamiento. Este tipo de labores normalmente se hacen con excavadora como la que, de hecho, nos consta que trabajó en esta parte del yacimiento este año. Por otro lado, las imágenes ofrecidas hasta el momento sugieren
que, efectivamente, el hallazgo pudo producirse en esas circunstancias. De ello podrían ser evidencia también, las marcas que el propio epígrafe muestra a modo de “cicatrices”.

Si esto es así, la pieza carecería de contexto estratigráfico y estaría descontextualizada.
No dudamos de que se trate de una evidencia epigráfica de época romana pero habría que tener en cuenta su carencia de contexto... en su caso.

Pero la cuestión es que si esas fueran las circunstancias del hallazgo: ¿cómo es que en la "nueva era de Iruña-Veleia" puede ser que se hagan obras en las que aparezca una pieza así durante un control? esto es, ¿realmente la ha encontrado una excavadora?. En ese caso ¿cómo puede usarse una excavadora en una zona tan rica arqueológicamente como toda la ubicada en las cercanías de la puerta Sur de la antigua ciudad?

No obstante nos congratulamos del hallazgo por él mismo, por los datos que puede aportar en el debate científico sobre los grafitos y por el hecho de ver cómo, al igual que nosotros en su día, también el nuevo equipo ha hecho público el hallazgo ante los medios y el público, de forma previa a su publicación científica. Algo habitual dentro de los proyectos arqueológicos si bien a nosotros se nos criticó despiadadamente por ello.

LURMEN S.L.